Martes, 09 de agosto de 2022

I+D20 de abril, 2022

Pfizer anuncia que está probando la inmunogenicidad de un nuevo candidato contra ómicron que se administraría individualmente o de forma bivalente

Ponentes del Seminario para periodistas organizado por Pfizer y ANIS Ponentes del Seminario para periodistas organizado por Pfizer y ANIS.

La compañía destaca la importancia de la vacunación en la población adulta y considera que aún falta concienciación.

Pharma Market

A pesar de los  beneficios que proporcionan las vacunas y de que durante la pandemia España ha liderado las coberturas vacunales mundiales frente a la COVID-19, todavía hay falta de concienciación de la importancia de estos fármacos para la población. Esta es una de las principales conclusiones del V Seminario para periodistas organizado por Pfizer en colaboración con la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) celebrado ayer. Se ha escogido esta fecha como antesala de la Semana Mundial de la Inmunización, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que este año se conmemora del 24 al 30 de abril con el lema “Vacunas, en pos de una larga vida bien vivida”. 

La importancia de la vacunación

La vacunación es una estrategia eficaz de salud pública para prevenir enfermedades infecciosas. Su uso ha reducido significativamente la carga de enfermedades prevenibles por vacunación en los últimos 40 años y evita entre 4 y 5 millones de muertes cada año en el mundo.

La vacunación ha reducido significativamente la carga de enfermedades prevenibles por vacunas en los últimos 40 años y evita entre 4 y 5 millones de muertes cada año en el mundo.

Esta es una de las ideas que se destacó a lo largo del encuentro, en el que Ángel Gil, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, remarcó que el desarrollo de vacunas no es algo estanco y que cada día se están produciendo “muchas innovaciones y avances”.

Por su parte, el doctor Federico Martinón, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, aseguró que no se debe olvidar que las vacunas han transformado la pandemia de la COVID-19.”Este coronavirus ha puesto el foco en la población adulta y ha evidenciado que las vacunas son tan importantes en los adultos como en la etapa infantil. De hecho, nos ha enseñado la importancia de la vacunación a lo largo de toda la vida y la necesidad de completar los calendarios vacunales.”

”Este coronavirus ha puesto el foco en la población adulta y ha evidenciado que las vacunas son tan importantes en los adultos como en la etapa infantil".

Al plantearse por qué las coberturas en este sentido en adultos son más bajas que en los niños, el pediatra manifestó que puede deberse en parte a la responsabilidad de los propios profesionales sanitarios al no concienciar debidamente a los pacientes adultos. Pero también hizo alusión a los propios ciudadanos: “Estos tendrían que ver las vacunas como una alternativa más para mejorar su calidad de vida e incorporarlas como una opción dentro del concepto de vida saludable, del mismo modo que el ejercicio físico o la alimentación sana”.

Aunque la inmunización infantil está bien establecida en todo el mundo, la de los mayores sigue siendo un desafío para la salud pública.

En relación con este asunto, Ángel Gil comentó que, aunque la inmunización infantil está bien establecida en todo el mundo, la de los mayores sigue siendo un desafío para la salud pública: “La susceptibilidad a las enfermedades infecciosas aumenta con la edad por los cambios que se producen en el sistema inmunitario a causa del envejecimiento (inmunosenescencia). Esto lleva a las personas de más edad a tener un mayor riesgo y gravedad ante las enfermedades infecciosas. Por ejemplo, patologías como la gripe y la neumonía a menudo se asocian con complicaciones graves y se clasifican como la sexta causa principal de muerte entre los mayores de 65 años en los países desarrollados”, matizó.

El experto en Salud Pública explicó que la gripe y la neumonía tienen también un impacto en el sistema de salud en términos de uso de recursos y costes derivados. “El coste anual de las infecciones prevenibles por vacunación en adultos mayores de 45 años se estima en 134,1 millones de euros debido a costes directos e indirectos, siendo el 44% debido a la enfermedad neumocócica, el 39,5% a la gripe, el 16% al herpes zoster y el 0,1% a la tosferina”.

“El coste anual de las infecciones prevenibles por vacunación en adultos mayores de 45 años se estima en 134,1 millones de euros".

Al mismo tiempo, los gastos derivados de la hospitalización representan más de la mitad (58,1%), con 77,9 millones de euros, mientras que los gastos de Atención Primaria ascienden a 35,1 millones de euros y las visitas al especialista suponen 21,1 millones de euros al sistema de salud.

“La carga económica directa de patologías como la enfermedad neumocócica, la gripe, el herpes zoster o la tosferina en adultos de 45 años o más es alta en España por lo que el aumento de las tasas de vacunación en los adultos podría reducir el coste económico de estas enfermedades”, añadió el profesor Ángel Gil.

El coste previsto de la vacunación a lo largo de toda la vida se estimó en 726,06 euros por cada mujer sana y 625,89 euros por cada hombre sano durante el 2019.

Asimismo, el coste previsto de la vacunación a lo largo de toda la vida se estimó en 726,06 euros por cada mujer sana y 625,89 euros por cada hombre sano durante el 2019. Mientras que en individuos con las condiciones de riesgo que requieren mayor número de vacunas osciló entre 982,99 y 1.815 euros por persona, según los datos que arroja un reciente estudio.

Vacunas en Pfizer

El V Seminario para periodistas Pfizer-ANIS contó a su vez con la participación del doctor Luis Jodar, vicepresidente senior y director médico mundial de vacunas de Pfizer, que mostró la extensa herencia de Pfizer, que se remonta a más de un siglo, en lo que a investigación y desarrollo de vacunas se refiere.

“Desde que en 1882 comercializamos una vacuna frente a la viruela, en Pfizer no hemos parado de innovar. Durante el siglo XX hemos puesto a disposición de los pacientes vacunas para combatir enfermedades como la difteria, el tétanos y la tosferina, una vacuna oral frente a la polio, vacunas frente a la enfermedad neumocócica y la primera vacuna conjugada frente al meningococo C aprobada. Y a partir del año 2000, hemos seguido contribuyendo a ampliar nuestra cartera con las vacunas antineumocócicas conjugadas 7-valente y 13-valente, vacunas frente a los meningococos ACWY o la vacuna antimeningocócica bivalente fHBP frente al meningococo B y, más recientemente, con la comercialización de la primera vacuna de mRNA frente al SARS-CoV-2”, comentó.

Durante el siglo XX hemos puesto a disposición de los pacientes vacunas para combatir enfermedades como la difteria, el tétanos y la tosferina, una vacuna oral frente a la polio, vacunas frente a la enfermedad neumocócica y la primera vacuna conjugada frente al meningococo C aprobada.

Así, el compromiso de Pfizer con la investigación no cesa, sino que se mantiene. Muestra de ello es que la compañía cuenta con un pipeline de vacunas en Europa que cubre todas las etapas de la vida, con vacunas pediátricas y para adolescentes y también para adultos y población materno-infantil en diferentes fases de investigación.

“Aparte de los sueros que ya tenemos a disposición de la población, nuestra vacuna antineumocócica conjugada 20-valente (VNC20) en adultos ha sido recientemente aprobada por la EMA y FDA. Además, en Fase 3 se están evaluando la vacuna antineumocócica conjugada 20-valente pediátrica, la vacuna antimeningocócica pentavalente para los serogrupos ABCWY, dirigida a adolescentes y adultos jóvenes y una vacuna para el virus respiratorio sincitial para adultos y para inmunización maternal para proteger de esta enfermedad a los neonatos", detalló Jodar.

En Fase 3 se están evaluando la vacuna antineumocócica conjugada 20-valente pediátrica, la vacuna antimeningocócica pentavalente para los serogrupos ABCWY, y una vacuna para el virus respiratorio sincitial.

En fases más tempranas de investigación, Pfizer cuenta con otros preparados. Por ejemplo, en Fase 2 la compañía investiga en una vacuna para la enfermedad de Lyme para población pediátrica, adolescentes y adultos y también en una vacuna para el Streptococcus del grupo B en adultos y población materno-infantil. Por último, Pfizer está investigando una vacuna para la gripe basada en la tecnología de ARNm que se encuentra en Fase 1 de desarrollo, y en Fase preclínica está analizando posibles candidatos para otros virus y bacterias.

Vacunación contra la COVID-19

En relación con la COVID-19, algunos de los periodistas reunidos preguntaron al finalizar la exposición de los ponentes cuáles son los siguientes pasos por parte de la compañía. "Contra la COVID-19 seguimos evaluando la vacuna BNT162b2 en poblaciones pediátricas y estamos probando la seguridad e inmunogenicidad de un nuevo candidato contra la variante ómicron de la COVID-19 para ser administrado individualmente o de forma bivalente con la original BNT162b2".

Jodar explicó que en el caso de los menores de entre 5 y 11 años es conveniente administrar una tercera dosis, pues se ha visto que con el tiempo la inmunidad contra la enfermedad sintomática y la enfermedad no severa, comienza a decrecer. “Se han hecho ensayos clínicos y hemos visto resultados de eficacia”.

En los menores de entre 5 y 11 años es conveniente administrar una tercera dosis, pues se ha visto que con el tiempo la inmunidad contra la enfermedad sintomática y la enfermedad no severa, comienza a decrecer.

El siguiente paso es para los niños más pequeños, es decir, de seis meses a cuatro años. “Consideramos que serán necesarias tres dosis contra ómicron y las nuevas variantes. Los datos están bajo evaluación y probablemente se publiquen entre abril y mayo, y después aplicaremos para la FDA y la EMA”.

“Lo que hemos visto en todos los estudios de efectividad que hemos desarrollado en Israel, Estados Unidos o Reino Unido e incluso en España, es que la protección aumenta significativamente y sobre todo la protección contra la enfermedad más severa especialmente cuando se da una dosis de refuerzo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la cobertura vacunal es baja, es de un 50% en Estados Unidos y de un 20% globalmente”.

"Se ha apreciado que una cuarta dosis o un segundo refuerzo aumentan la protección contra la enfermedad severa y la muerte". 

El portavoz de Pfizer aseguró que la dosis más controvertida es la cuarta. Esta ha sido aprobada ahora en Estados Unidos en mayores de 50 años y a partir de los 12 años en personas inmunocomprometidas. “Lo que hemos observado incluso después de la tercera dosis contra la ómicron, que tiene una transmisibilidad increíble, es que hay una reducción de la efectividad contra la enfermedad sintomática. Lo que no está claro es qué ocurre en los casos más severos. Hay varias hipótesis pero se considera que la inmunidad celular es la más eficaz contra la enfermedad más grave. Las mutaciones se hacen en la proteína S del SARS-CoV-2 y en el caso de la inmunidad celular están casi inalteradas incluso en ómicron y el resto de variantes, que en este caso no han experimentado mutaciones. Sí se ha apreciado que una cuarta dosis o un segundo refuerzo aumentan la protección contra la enfermedad severa y la muerte. De un 85% de protección se puede pasar a un 95%".

"Hemos observado incluso después de la tercera dosis contra la ómicron, que tiene una transmisibilidad increíble, es que hay una reducción de la efectividad contra la enfermedad sintomática".

Jodar indicó que es necesario analizar cómo va decreciendo la enfermedad y si se producen o no más hospitalizaciones. “Esto es lo que nos dará la señal para saber si se necesitan más dosis de refuerzo o una nueva vacuna. Estamos evaluando todo esto y daremos datos en julio de 2022”.

Posibles escenarios pandémicos

Entre los distintos escenarios que se pueden presentar a partir de ahora, Luis Jodar mencionó que se podría dar la eliminación regional de este coronavirus, pero en su opinión esto es bastante improbable a corto plazo. Después, está la posibilidad de llegar a una situación endémica en el que el potencial evolutivo del virus disminuya o en tercer lugar que se dé una situación entre endémica y pandémica en el que el SARS-CoV-2 vaya mutando y sean necesarias dosis de refuerzo hasta que finalmente se desarrolle una vacuna universal. Algo en lo que Pfizer también está trabajando.

Todavía no se puede decir que estamos en el final de la pandemia y que tal vez a finales de año se pueda hablar de una situación entre pandémica y endémica.

“Lo idóneo sería crear una vacuna universal que dure cierto tiempo y que sea impermeable a las mutaciones”, aseveró Luis Jodar. Sin embargo, matizó que probablemente habría que vacunarse igualmente de forma periódica, pero reiteró que sí es posible crear una vacuna universal.

Para concluir, el profesor Gil indicó que todavía no se puede decir que estamos en el final de la pandemia y que tal vez a finales de año se pueda hablar de una situación entre pandémica y endémica.




Puedes seguirnos

Publicidad
patrocinador seccion actualidad

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market