Martes, 09 de agosto de 2022

Entrevistas25 de junio, 2022

Jaime Espolita : "Dudo que queden farmacias en poblaciones de menos de 1.000 habitantes en 10 ó 15 años"

Jaime Espolita, presidente de la Sociedad Española de Farmacéuticos Rurales (Sefar). Jaime Espolita, presidente de la Sociedad Española de Farmacéuticos Rurales (Sefar).

El presidente de la Sefar dice que hay que tomar medidas ya para asegurar el relevo generacional en las boticas rurales.

Phmk/ Teresa Rey

Jaime Espolita, presidente de la Sociedad Española de Farmacéuticos Rurales (Sefar), lleva 20 años al frente de una farmacia rural. Su aventura comenzó en Pombriego (León) donde estuvo cerca de cuatro años y después se instaló en Cabrillanes, también en la misma provincia, rodeado de montañas en la comarca de Babia. Aquí lleva ya 16 años. En el pueblo donde tiene la farmacia hay censadas cerca de 700 personas, pero en invierno residen cerca de 500. Su mujer e hijo están en Gijón (Asturias), porque es donde estudia su vástago y se ven los fines de semana, fiestas y vacaciones. Asegura que su familia se ha sabido amoldar bien a esta vida y eso le ha ayudado a trabajar en lo que le gusta, porque lo suyo es auténtica vocación por la farmacia rural. El portavoz de la Sefar ha concedido una entrevista a Pharma Market para contarnos cómo se encuentran actualmente estos profesionales y los proyectos en los que están sumergidos.

¿Es rentable ser farmacéutico rural?

Pues depende, según el tamaño de la farmacia lo cierto es que te da lo justo para vivir. Se trata de un trabajo en el que si no metes el factor vocación es imposible que aguantes más de dos o tres años porque ganas menos que un adjunto. Ahora, lo que más nos preocupa a nosotros es el relevo generacional. No hay ningún joven que por ejemplo ganando la mitad de un adjunto esté dispuesto a ir a una zona rural por muy bonito que sea, porque se trata de un trabajo cargado de guardias y más teniendo en cuenta el modelo retributivo que tenemos. Son farmacias con muy escasa rentabilidad y salvo que se dé algún incentivo, yo siempre lo digo, en 10 ó 15 años dudo que queden farmacias en poblaciones de menos de 1.000 habitantes.

"Ahora, lo que más nos preocupa a nosotros es el relevo generacional".

¿Qué opinan los farmacéuticos rurales de las nuevas medidas que se van a adoptar?

En el año 2009 sacaron el factor corrector de margen para determinadas farmacias y en un principio aplaudimos la medida al ser la primera vez que se adoptaban soluciones. También implicaban el reconocimiento de boticas de escasa viabilidad, pero al mismo tiempo apreciamos muchos fallos. Por ejemplo, no se diferenciaban unas farmacias de otras y únicamente se tenía en cuenta la facturación, una facturación de menos de 200.000 euros, que también se quedaba muy corta y además los importes eran escasos. El problema es que esto se quedó ahí y lo que se va a hacer este año es modificar dos cosas: los importes, que en realidad consiste en aplicar el IPC desde que salió la norma que no se había aplicado y que subirá entre un 16% y 17%, y dejarlo para las farmacias de menos de 1500 habitantes.

"En poblaciones de menos de 1.000 habitantes existen más de 2.000 farmacias, o sea que la mayor parte de ellas no reciben ninguna compensación por estar en la zona rural".

Nosotros aplaudimos la medida en el sentido de que se va a mejorar la situación de esas farmacias. Sin embargo, actualmente hay cerca de 800 farmacias que están recibiendo ese factor de margen en España, mientras que en poblaciones de menos de 1.000 habitantes existen más de 2.000 farmacias, o sea que la mayor parte de ellas no reciben ninguna compensación por estar en la zona rural. Tenemos un modelo retributivo que se basa exclusivamente en los envases que se dispensan, de modo que a menor población menos recursos. Por todo ello, planteamos tirar menos de ese factor, es decir, del número de medicamentos que se dispensen y empezar a pagar los servicios que se hacen desde estas farmacias que a día de hoy son gratis, es decir, guardias, atención farmacéutica domiciliaria, seguimiento de los pacientes, etc.

¿El sector os apoya lo suficiente?

Sí, pero el inconveniente que vemos nosotros es que las instituciones o parte del sector lo que pretenden es que se paguen esos servicios profesionales farmacéuticos además del margen actual, esto es, que se quede el margen del medicamento en un 27,9 y que se paguen esos servicios. Estos ya se pagan en muchos países europeos como Francia y Alemania, y en ellos sí se reduce el margen del fármaco, porque no es lo mismo dispensar una simvastatina que una insulina. En esos países ponen un fijo por dispensación al margen del precio. Así pues, nosotros proponemos bajar dicho margen y a cambio que se pague por esos servicios profesionales. La sensación que yo tengo es que nuestro sector propone remunerar estas prestaciones además de lo que ya se está abonando, ahora y eso no va a pasar. Podemos estar dando vueltas otros 20 años, pero mientras que no se plantee un cambio o que la Administración vea una motivación para cambiar ese modelo retributivo y tornarlo más coherente, es complicado avanzar. También entendemos que hay parte de la profesión que no quiere hacer ese cambio porque le beneficia lo que hay. Nosotros planteamos cualquier medida para que las farmacias rurales sean viables. Nos da igual que sea un cambio del modelo retributivo, una compensación o que se establezca un sistema diferente para estas boticas.

"Podemos estar dando vueltas otros 20 años, pero mientras que no se plantee un cambio o que la Administración vea una motivación para cambiar ese modelo retributivo y tornarlo más coherente, es complicado avanzar".

¿Sientes que se valora vuestro trabajo?

El paciente lo valora mucho, porque solo tienen este servicio junto con la atención primaria en su entorno rural. Y, por otro lado, nosotros tenemos contacto prácticamente con todas las administraciones a nivel autonómico y estatal, y sí son conscientes de lo que se está haciendo desde la farmacia rural y lo valoran. Esto es algo que está bien pero hay que tomar medidas con carácter urgente y aun así ya son medidas que van a llegar tarde. En los últimos años han cerrado más de 200 farmacias. Cada día que pasa es un día que perdemos para la viabilidad de estas boticas. Hay conciencia de que suponemos un ahorro enorme a la Administración y que es necesario hacer algo. En la actualidad, por distintos estudios que hemos hecho, sabemos que la media de edad de las personas al frente de las farmacias rurales ronda los 50 años. En 15 años si no se renueva ese personal vamos a tener un problema no solo en los pueblos sino en nuestro modelo farmacéutico porque se va a quedar sin justificación.

"En los últimos años han cerrado más de 200 farmacias. Cada día que pasa es un día que perdemos para la viabilidad de estas boticas".

¿Cómo se maneja el farmacéutico rural con las nuevas tecnologías?

Para nosotros son esenciales en todos los niveles, por ejemplo para temas de formación, acceso a las asambleas, etc. Hasta la pandemia se pensaba que solo funcionaba lo presencial, pero a partir de esta ha cambiado el chip y parece que todo el mundo quiere hacer las cosas online. Pero más allá de eso, el problema que tenemos en la farmacia rural es que estamos alejados de cualquier servicio sanitario. Ahora bien, como somos idealistas pero también realistas, sabemos que no nos van a poner servicios. Entonces, desde Sefar

hemos desarrollado iniciativas. Así, creamos, en colaboración con la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), el proyecto Telémaco, que permite al paciente tener la misma atención que obtiene de forma presencial en el ámbito de la farmacia hospitalaria. Después del verano vamos a sacar otro proyecto similar con Atención Primaria. De este modo, a través de la farmacia rural y mediante la tecnología se establecerá una conex

ión entre el farmacéutico, el médico de atención primaria y el paciente. Cuando está todo lejos, la mejor medida para sobrevivir es el sistema tecnológico. Lo tenemos muy claro, aunque otra parte de la profesión puede ser más reacia. A pesar de ser las farmacias más pequeñas a la hora de ser punteros en tecnología no tenemos que ser menos.

"A pesar de ser las farmacias más pequeñas a la hora de ser punteros en tecnología no tenemos que ser menos".

El paciente urbano lo tiene todo a mano, pero en los pueblos o empezamos a colaborar entre todos los profesionales sanitarios o es imposible trabajar. Mantenemos una relación muy estrecha con los médicos, los tenemos al lado, nos tomamos el café con ellos, hablamos de los pacientes… pero ante una urgencia ¿por qué no tirar de la farmacia para poder atender a ese paciente?

"El paciente urbano lo tiene todo a mano, pero en los pueblos o empezamos a colaborar entre todos los profesionales sanitarios o es imposible trabajar".

¿Qué más proyectos tenéis desde la Sefar?

Tenemos muchos proyectos en mente pero lo principal es garantizar la viabilidad de las farmacias por los que están ahora, porque queremos que la farmacia rural siga y que la gente que se jubile tenga un relevo. Estamos hablando permanentemente con la Administración y con nuestras instituciones para que actúen ya. También pensamos realizar más cosas desde el punto de vista tecnológico. El año pasado creamos una aplicación para compartir datos con pacientes de una forma totalmente segura y reglada, hemos lanzado Telémaco… y, en general, lo que buscamos es facilitar la vida al farmacéutico rural que normalmente no tiene medios para muchas cosas.

"Buscamos es facilitar la vida al farmacéutico rural que normalmente no tiene medios para muchas cosas".

En tu caso, ¿hay vocación verdadera?

Toda la del mundo. Siempre digo que de la farmacia rural me van a tener que sacar porque ya llegue un momento que diga “esto no da para comer a mi familia”.  Yo creo que para estar al frente de una farmacia rural tienes que tener vocación porque es un trabajo muy bonito, me parece de hecho que es la parte más bonita de la profesión, sin embargo es duro. Yo estoy seis meses al año de guardia, una semana sí y otra no. Trabajo solo en la farmacia pues no tengo medios para contratar adjuntos, pero te haces a esa vida. A veces te pones a pensar y dices: “Mi familia lleva 20 años sin vacaciones”. Yo no puedo coger una baja, no me puedo poner enfermo, no tengo festivos… Es un trabajo muy sacrificado aunque a su vez gusta mucho, pero si no se ponen incentivos, por desgracia, no creo que haya otra generación que se dedique a esto. Digo “por desgracia”, porque donde se desarrolla el potencial de la profesión es en estos pueblos.

"Yo creo que para estar al frente de una farmacia rural tienes que tener vocación porque es un trabajo muy bonito, me parece de hecho que es la parte más bonita de la profesión, sin embargo es duro".

¿Qué es lo más bonito para ti de la farmacia rural?

Al final tú no dejas de ser un vecino más, pues la mayoría vivimos en los pueblos en los que trabajamos y lo más bonito es la relación que estableces con el paciente, que son como parte de tu familia y ellos lo saben. Yo estoy aquí a cualquier hora y tienen mi teléfono particular y yo el suyo. Ese trato tan cercano te facilita el trabajo porque cuando alguien entra por la puerta yo ya sé la medicación que toma y esto favorece detectar problemas con esta. Esa polémica que algunos ven siempre de si a los farmacéuticos comunitarios nos perciben más como sanitarios o “comerciales” no existe en los pueblos. De hecho, se posee plena conciencia de que eres personal sanitario y recurren a ti como a la enfermera o al médico. No se tiene la visión de la farmacia comunitaria como mero negocio.

"Al final tú no dejas de ser un vecino más, pues la mayoría vivimos en los pueblos en los que trabajamos y lo más bonito es la relación que estableces con el paciente, que son como parte de tu familia y ellos lo saben".

Y lo peor…

Lo peor es de lo que se queja todo el mundo en el ámbito rural: la ausencia de servicios. Yo para coger cambio o ingresar dinero tengo que hacer 30 kilómetros en coche. Es, sobre todo, esa sensación de aislamiento. En mi caso, al estar en la montaña leonesa, salvo con una compañera de la zona, no tengo contacto con otros compañeros. Tienes la sensación de estar tu solo peleando por todo y eso es duro, por no hablar de las guardias…




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market