Martes, 27 de julio de 2021

I+D18 de junio, 2021

Detectan brechas en el cribado del virus de la hepatitis C en pacientes de alto riesgo

hepatitis

Según un estudio, realizado durante dos años en seis hospitales públicos de la Comunidad de Madrid.

Pharma Market

Un estudio realizado en los dos últimos años en seis hospitales públicos de Madrid (H.U. La Paz, H.U. Puerta de Hierro Majadahonda, H.U. Doce de Octubre, H.U. Ramón y Cajal, H.U. Infanta Leonor y H.U Gregorio Marañón) y liderado por el profesor Jeffrey V Lazarus, del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), ha detectado brechas en el cribado del virus de la hepatitis C (VHC) en la población de alto riesgo, pues muestra que a un 9% de las personas con esta característica que pasaron por estos hospitales no se le realizó la prueba de anticuerpos de VHC (anti-VHC).

Una pérdida que es relevante, dado que un 29% de las personas a las que sí se les realizó esta prueba resultaron positivas.

Si se diera esta misma proporción de positivos entre las personas a las que no se les ofreció (n=350), más de un centenar de ellas podrían tener VHC y no saberlo, lo que representa, en opinión del doctor Javier García-Samaniego, coordinador de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE), jefe de Sección de Hepatología de La Paz y participante en este estudio, “un gran obstáculo para el objetivo de la eliminación marcado por la Organización Mundial de la Salud, al que España puede seguir aspirando antes de 2030, a pesar del retraso provocado por la pandemia”.

Para ello, sin embargo, deben mejorarse las estrategias tanto de cribado como de seguimiento en los pacientes de mayor riesgo (población vulnerable), evitando que se produzcan estas pérdidas, tanto en el momento de diagnosticar e iniciar el tratamiento como en toda la fase del mismo hasta la curación. También en esta segunda etapa se producen pérdidas, según muestra el estudio, que alcanzan igualmente hasta el 10% de los pacientes tratados.

Las mayores pérdidas de seguimiento se producen en el colectivo de personas que se inyectan drogas (PID), donde alcanza hasta el 40%, “lo que revela la necesidad de adoptar estrategias de micro-eliminación específicamente dirigidas a los colectivos más vulnerables y desconectados del sistema sanitario, explica el profesor Lazarus.

Inversamente, la proporción más alta de tratados y curados se da en las personas con enfermedades hematológicas hereditarias (EHH).

El estudio, que ha sido presentado en el 46º Congreso de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), celebrado recientemente en Madrid, incluyó todos los tipos de pacientes de alto riesgo: además de los dos citados -pacientes con EHH y PID- se extendió a pacientes en programas de hemodiálisis o pre-diálisis, coinfectados con VIH, con enfermedad hepática avanzada (EHA) y trasplantados.

Del total de pacientes, al 35% se le realizó la prueba de ARN-VHC y el 62% de estos fueron positivos (pacientes con infección activa). Los pacientes con EHA tuvieron el mayor porcentaje de ARN-VHC positivos (33%) y los de pre-diálisis el menor (0%).

 




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market