Viernes, 18 de junio de 2021

I+D4 de junio, 2021

La inversión privada se ha incrementado un 50% en 2020 como consecuencia de la pandemia

biospain

AseBio ha organizado un encuentro que ha servido como punto de arranque para el próximo BioSpain 2021.

C.G.B

España es novena potencia en producción de conocimiento científico en biotecnología, sin embargo, se encuentra ante el reto de transformar esa ciencia en un tejido industrial innovador y sostenible. Con el objetivo de abordar los puntos fuertes del sector ‘biotech’ en nuestro país y conocer cuál puede ser el impacto del Plan de Recuperación en este ámbito y posibles fórmulas de colaboración público-privadas, se ha organizado el BioDesayuno: BIOSPAIN, un impulso a la inversión en ‘biotech’, que ha contado con la presencia de Ion Arocena, director general de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), María Eugenia Lecumberri, directora de inversiones de Sodena, Sociedad de Desarrollo de Navarra, y Raúl Martín-Ruiz, socio en Ysios Capital.

BioSpain 2021, el encuentro español de referencia y negocio para agentes inversores y empresas ‘biotech’, se celebrará del 27 de septiembre al 1 de octubre en Pamplona-Iruña y servirá de impulso para las inversiones en el sector ‘biotech’

España no ha dejado de consolidarse como potencia científica, especialmente en el ámbito de la biotecnología y las ciencias de la vida y más aún en estos tiempos de pandemia. El crecimiento del sector ha venido acompañado de una década de consolidación del capital riesgo que ha invertido más de 740 millones de euros en empresas biotecnológicas españolas. Tal y como ha explicado Ion Arocena: “Desde hace una década, las inversiones internacionales se han ido incrementando hasta rozar en 2020 los 100 millones de euros el volumen de las operaciones con participación internacional. Además, la inversión privada ha dado un salto de casi un 50% en pandemia”.

Sin embargo, para el director de AseBio, nuestro sistema de ciencia e innovación no se corresponde con el potencial económico de nuestro país. Mientras que la inversión privada en el sector ‘biotech’ ha ido creciendo en los últimos años, la inversión pública no ha alcanzado los valores de 2015 ni tampoco los de 2010, año en que la cantidad de ayudas suponía el doble que en 2020 “aunque también se vio ese año un aumento considerable tanto del número de proyectos financiados, un 26 % más que el año anterior”.

El experto ha insistido en que debemos seguir avanzando en convertir esa ciencia en soluciones que se fabriquen en España, que lleguen a la sociedad, sobre las que siga creciendo y consolidándose una industria del conocimiento. La inversión privada es crucial para que esto ocurra y Martín-Ruiz lo ha resaltado: “los agentes inversores especializados en este sector jugamos un papel esencial a la hora de canalizar los fondos de inversión privados hacia las empresas biotechs, ya que suponen su principal vía de financiación”.

Sodena defiende la colaboración público – privada, y tal y como ha explicado Lecumberri, “los apoyos financieros que ofrecemos son en coinversión con los representantes privados más activos del entorno, por tanto, son en las mismas condiciones que el resto de agentes inversores. Esto se traduce en apoyos adicionales a proyectos que van consolidando sus resultados y que gracias a esta financiación pueden afianzarse, crecer y avanzar en sus desarrollos y a proyectos nuevos con unas perspectivas muy interesantes en el medio plazo. Desde Sodena tenemos el compromiso de seguir apoyando al sector y haciéndolo crecer y consolidarse, y nos gustaría ver un sector que tenga peso significativo en el PIB de nuestra comunidad y que esté conformado por más empresas y de más tamaño”.

Covid-19, un impulso a la ‘biotech’ sanitaria

La directora de inversiones de Sodena ha recordado que el sector salud ha sido y sigue siendo una apuesta estratégica y ha especificado el caso de Navarra, con su Estrategia de Especialización Inteligente NAVARRA-S3, gracias a la cual se están impulsando los proyectos de investigación y las infraestructuras tecnológicas necesarias para el desarrollo de la medicina preventiva, la genómica, el diagnóstico avanzado, y el tratamiento personalizado.

“Junto con el impacto de la medicina personalizada en la atención clínica, las políticas de investigación e innovación, y la creación de tejido industrial, se trabajan otras líneas transversales como es el caso de la incorporación, por parte de la Universidad Pública de Navarra, de los grados de medicina personalizada y de ciencia de datos, infraestructuras y sistemas de computación, regulación ético-legal o aspectos de comunicación y gobernanza”, ha añadido.

Tal y como ha recordado el presidente de AseBio, “en un evento como este se van a presentar proyectos nuevos, se van a compartir soluciones e innovaciones y se van a cerrar oportunidades de negocio para hacer crecer el sector y fortalecer todos los vínculos. Como ha dicho Raúl, la clave es saber identificar las oportunidades y los riesgos. BIOSPAIN va a ser un escaparate de todo ello, de todas esas ramas y posibilidades que nos van a permitir ponernos en el corazón de la reparación sanitaria, sostenible y económica del país”.

 




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market