Miércoles, 25 de mayo de 2022

I+D27 de diciembre, 2021

Las enfermedades respiratorias agudas se disparan entre los jóvenes con niveles pre-COVID-19

Datos de Enfermedades Respiratorias Agudas de THIN® de Cegedim Health Data Spain. Datos de Enfermedades Respiratorias Agudas de THIN® de Cegedim Health Data Spain.

Este aumento viene justificado por la priorización de la salud mental con una relajación de las medidas de prevención.

Pharma Market

En 2020 solo se diagnosticaron un 64% de los casos de Enfermedades Respiratorias Agudas con respecto a la media de los tres años anteriores. A pesar de esto, la detección de este tipo de enfermedades ha pasado a ser algo habitual a lo largo del 2021, situándose actualmente en un 87% de media respecto al mismo periodo anterior a la pandemia, según datos de THIN® Spain, lo cual lleva a situarlas a las cifras existentes antes de la COVID-19.

Las Enfermedades Respiratorias Agudas

Estos datos provienen de Cegedim Health Data, una gran base de datos europea de historias clínicas anonimizadas, que muestra también que algunas de estas patologías, como la neumonía, no solo ha igualado los casos que registraba antes de la COVID-19, sino que los ha superado, llegando a aumentar un 24% su detección durante octubre de 2022 con respecto a la media registrada de octubre de 2017-2019. Además, en ese mismo periodo de 3 años se destaca un leve repunte de casos (un 3%) entre las mujeres jóvenes de entre 19 y 29 años. Al tratarse de una patología grave este dato preocupa, ya que convierte la neumonía como una de las principales causas de muerte entre la gente joven, según datos de la OMS (Organización mundial de la Salud). Otras enfermedades respiratorias como la sinusitis, los resfriados y la laringitis se han normalizado, con cifras de diagnóstico muy parecidas a las de octubre 2017-2019.

La neumonía se convierte en una de las principales causas de muerte entre la gente joven, según datos de la OMS.

Resulta evidente hoy en día, y más teniendo en cuenta las elevadas cifras de casos de COVID-19, que se realice un cribaje a las personas que presenten sintomatología respiratoria para descartar la presencia del virus SARS-CoV-2. Sin embargo, la sintomatología clínica respiratoria en esta época del año, puede indicar la presencia de otras enfermedades respiratorias que no deben subestimarse, ya que pueden llegar a convertirse en un problema crónico o incluso provocar la muerte. Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en 2019 las enfermedades respiratorias constituyeron la tercera causa de muerte en nuestro país, con un 8,6% del total de fallecimientos, y como cuarta causa en 2020, con la llegada de la COVID-19.

Cabe destacar también que el pasado año se registraron bajas cifras de incidencia de Enfermedades Respiratorias Agudas debido a las restricciones de movilidad, a la limitación del contacto social y a la implantación de medidas higiénicas. Además, desde el sistema sanitario se priorizaron recursos y esfuerzos en contener la pandemia, por lo que el abordaje de otro tipo de enfermedades respiratorias puede haber sido relegado a un segundo plano.

Diferencias según la edad

Sin embargo, actualmente con la relajación de estas medidas y una mayor interacción social, se ha favorecido al crecimiento de estas patologías, sobre todo en las franjas de edades más jóvenes. A pesar de esto y pese a que durante octubre del 2021 los casos confirmados que se corresponden a una enfermedad respiratoria aguda se incrementaron con respecto al mismo periodo en 2020, cabe destacar que aún están un 13% por debajo de la media a los tres años anteriores, de 2017 a 2019.

Por el contrario y algo positivo es que, según los datos extraídos de la base de datos THIN® de Cegedim Health Data Spain, en personas mayores de 60 años la incidencia de estas enfermedades respiratorias agudas se ha comenzado a manifestar a niveles más bajos, con cifras similares a 2020 pero un 39% debajo de los niveles registrados los tres años anteriores, hecho que indica que se trata de un colectivo concienciado en el cuidado de la salud y en realizar una correcta prevención. Al tratarse de un grupo de personas que siguen de manera estricta las medidas higiénico-sanitarias, y más en el contexto pandémico actual, se encuentran menos expuestos a la infección de este tipo de patologías.

"Entre los mayores de 60 años este tipo de infecciones muestran cifras similares al año 2020 gracias a una menor exposición, hecho que reduce las posibilidades de contagiarse, incluso ante una nueva ola de COVID-19".

En cambio, "la población menor de 30 años vuelve a tener incidencia similar de infecciones respiratorias agudas como antes de la era COVID-19 debido a un ritmo de vida más activo, salen más, con gente diversa y acuden a espacios cerrados con grandes concentraciones de gente. Sin embargo, entre los mayores de 60 años este tipo de infecciones muestran cifras similares al año 2020 gracias a una menor exposición, hecho que reduce las posibilidades de contagiarse, incluso ante una nueva ola de COVID-19. No es un problema de recursos sanitarios ni de atención sanitaria, es un problema de hábitos de vida. En las cifras de octubre ya vimos un incremento de las infecciones respiratorias agudas en la gente joven, por lo que era de esperar que sería un grupo de alta incidencia de COVID en esta sexta ola, como ya estamos viendo”, según indica Carlos Iglesias, Director Médico de CEGEDIM Health Data España.




Puedes seguirnos

Publicidad
patrocinador seccion actualidad

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market