Domingo, 19 de mayo de 2024

Opinión7 de abril, 2024

Uso de tecnologías disruptivas para facilitar el ejercicio del derecho a la salud

Lucas Sanjuán, responsable de Inteligencia Competitiva y Alianzas en Salud del ITI. Lucas Sanjuán.

Lucas Sanjuán, responsable de Inteligencia Competitiva y Alianzas en Salud del ITI.

ITI

Cada 7 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial de la Salud. Este año ha elegido el lema 'Mi salud, mi derecho' y se ha enfocado en uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchas personas en el mundo: el acceso a servicios sanitarios de calidad. Aunque más de 140 países reconocen la salud como un derecho en sus constituciones, no siempre garantizan el acceso: en numerosas ocasiones por motivos meramente económicos, ya que la reducción de costes y la optimización de tiempos son aspectos clave.

Esta circunstancia atrae la preocupación en Europa desde hace cuatro años debido al constante envejecimiento de la población. Paradójicamente, por el buen funcionamiento del sistema de salud, ahora mismo este continente dispone de una pirámide poblacional invertida tan marcada que estamos saturando el mismo sistema de salud que nos ha traído hasta aquí. Ha llegado el momento en el que lo bueno no es suficiente y necesitamos mejorarlo.

La reducción de tiempos y costes es un reto mayúsculo y su consecución pasa, indispensablemente, por incorporar la tecnología a la práctica sanitaria. Las TIC ofrecen una infinidad de oportunidades para aumentar la calidad de los servicios médicos y, a la vez, reducir los tiempos y los costes de estos servicios. Así, son herramientas fundamentales para llevar a la excelencia unos sistemas de salud europeos que, por separado, son envidiados por más de la mitad de la población mundial y, en su conjunto, pueden ser referencia mundial.

En ITI, centro tecnológico privado especializado en TIC, trabajamos en diversos proyectos enfocados al sector de la salud y nos esforzamos en aplicar tecnologías disruptivas para crear una sanidad más sostenible y precisa mediante el desarrollo de "tecnología de personas para personas".

Aplicando tecnologías como la inteligencia artificial, deep learning o big data, en ITI demostramos que ya es posible implantar soluciones centradas en áreas críticas como el cáncer, la salud mental y las enfermedades crónicas para hacer posible la sinergia entre tecnología y medicina. El objetivo final de las mejoras y facilidades que aportan nuestros proyectos y herramientas al trabajo del personal médico es beneficiar a las personas y a los facultativos: en ocasiones, los grandes olvidados.

Cáncer

Sin ir más lejos, una enfermedad que hoy en día persiste como una de las principales razones de mortalidad a nivel global es el cáncer. En concreto, el cáncer de mama ocupa una posición destacada entre las enfermedades que más padecen las mujeres, con más de 35.000 casos diagnosticados en España en 2023.

Por ello, en ITI hemos intensificado nuestros esfuerzos a través de proyectos como PANAKEIA, financiado por el IVACE y a través del programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027, y EUCAIM, inscrito en la Iniciativa Europea de Obtención de Imágenes Oncológicas y cofinanciado al 50 % por la Comisión Europea. Ambos se centran en servir de apoyo a investigadores, médicos y desarrolladores en IA en toda Europa, allanando el camino para el futuro del diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Salud mental

La salud mental es un tema cada vez más presente en la sociedad y ha pasado de estar estigmatizado a ser uno de los aspectos primordiales que solucionar en el ámbito de la salud. De hecho, la legislación europea fija la obligación de los estados miembros de ofrecer asistencia y atención adecuada a la salud mental, fundamental para el bienestar de la ciudadanía. Por ello, el trabajo de ITI no se limita a buscar soluciones tecnológicas para la salud física, sino que también dirige sus esfuerzos hacia la salud mental.

Un ejemplo de ello es el proyecto ARCADIA2, financiado por el IVACE y a través del programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027, que ofrece a los pacientes una plataforma de realidad mixta con actividades terapéuticas gamificadas, donde actualmente se está explorando el uso de dispositivos hápticos y tangibles para conseguir una experiencia de usuario más realista.

De hecho, hemos ampliado nuestra plataforma para permitir que los terapeutas guíen de forma remota la experiencia inmersiva y democratizar el acceso a los servicios de salud mental. Esto posibilita que los pacientes puedan acceder a la terapia desde cualquier ubicación geográfica. En nuestro centro, hemos desarrollado un sistema con tecnología e interfaces cómodas e intuitivas diseñadas para facilitar su uso. En última instancia, la meta de esta iniciativa es fomentar la participación y motivación de los pacientes y facilitar el cambio de hábitos.

Prevención

La salud no es solo curar, sino que también consiste en prevenir. En este caso, la buena alimentación se alza como uno de los pilares fundamentales del derecho a la salud. Por ello, desde ITI trabajamos junto a AINIA en FOOD4ONE, una plataforma de alimentación personalizada que contribuye a llevar una dieta más saludable y equilibrada en función de cada persona. En este proyecto, respaldado el IVACE y el programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027, evaluamos e informamos de la calidad de los datos que se van a utilizar para hacer recomendaciones alimentarias que se ajusten a las necesidades de las personas y que impacten de manera positiva en la salud, así como para impulsar modelos de IA más precisos.

Eso sí, el trabajo de ITI no solo se centra en avances dirigidos directamente a los pacientes. Por ejemplo, la herramienta TEAMCODER, desarrollada por Lãberit y Sigesa gracias a su colaboración con ITI, emplea IA para clasificar automáticamente episodios clínicos, reduciendo en un 70 % el tiempo que los profesionales dedican a tareas administrativas. De este modo, facilitamos el trabajo administrativo del personal sanitario a la hora de categorizar y codificar enfermedades y, de manera indirecta, mejora la atención al paciente, ya que se liberan recursos para realizar tareas con mayor repercusión sobre la salud de los enfermos.

Optimizar recursos

En esta línea, otro proyecto destinado a optimizar los recursos en el sector sanitario es iREVES, liderado por la Universitat Politècnica de València, cuyo objetivo es desarrollar e implementar herramientas inteligentes en tiempo real que muestren a las personas que gestionan los vehículos de emergencia sanitaria la mejor ubicación en cada momento para poder dar asistencia a un mayor número de emergencias en menos tiempo con los recursos disponibles.

Este 7 de abril conmemoramos el Día Mundial de la Salud y la integración de las TIC en la atención sanitaria es imprescindible para conservar nuestro derecho a la salud y a la asistencia médica (Artículo 25.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU) y para facilitar que otros lo ejerzan. Por ello, desde ITI trabajamos en un amplio abanico de proyectos para proporcionar oportunidades que aumenten la calidad de los servicios médicos, al mismo tiempo que reducimos sus costes y facilitamos tecnologías para que terceros también participen activamente en el desarrollo de soluciones de salud que optimicen y mejoren los servicios actuales




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market