Miércoles, 06 de julio de 2022

Industria23 de junio, 2022

Disponible ya en España Tremfya (guselkumab), medicamento para el abordaje de pacientes adultos con artritis psoriásica activa

 artritis psoriásica Presentación del fármaco para la artritis psoriásica.

El fármaco de Janssen está autorizado desde 2019 para el tratamiento de la psoriasis en placas de moderada a grave.

Pharma Market

Janssen Pharmaceutical Companies de Johnson & Johnson ha comunicado que ya está disponible en España Tremfya (guselkumab), en monoterapia o en combinación con metotrexato, para pacientes adultos con artritis psoriásica que han tenido una respuesta inadecuada o han sido intolerantes a un tratamiento previo con un fármaco antirreumático modificador de la enfermedad.

Guselkumab es un inhibidor selectivo de la interleucina 23 (IL)-23 que ya está autorizado en España desde febrero de 2019, además, para el tratamiento de la psoriasis en placas de moderada a grave.

Esta nueva indicación en APs está basada en los resultados de los ensayos DISCOVER-1 y DISCOVER-2, que han mostrado respuestas sólidas en el ámbito articular y cutáneo durante dos años. Guselkumab es el primer anticuerpo monoclonal que inhibe selectivamente la subunidad p19 de la interleucina 23 (IL)-23, frenando su interacción con el receptor de IL-23, un elemento clave en la progresión de las enfermedades inflamatorias inmunomediadas.

Guselkumab es el primer anticuerpo monoclonal que inhibe selectivamente la subunidad p19 de la interleucina 23 (IL)-23.

Con esta autorización, el fármaco se convierte en el primero de su clase autorizado actualmente tanto para el tratamiento de la artritis psoriásica como de la psoriasis en placas de moderada a grave, dos enfermedades inflamatorias que comparten mecanismos de acción relacionados con las mismas citoquinas inflamatorias que están detrás de la inflamación cutánea y articular.

Artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una patología inflamatoria inmunitaria crónica y multifactorial, que se caracteriza principalmente por el dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones periféricas, entesitis (dolor donde concurren el hueso, el tendón y el ligamento), dactilitis (inflamación grave de las articulaciones de los dedos de las manos y de los pies), enfermedad en articulaciones axiales y lesiones cutáneas asociadas a la psoriasis. En España, su prevalencia es del 0,58%, lo que se traduce en unas 300.000 personas diagnosticadas, y cuyos síntomas interfieren en su día a día y en su calidad de vida.

“La artritis psoriásica es una enfermedad progresiva que puede llegar a ser muy debilitante para las personas que la sufren, tanto en el ámbito físico como en lo emocional”, ha señalado en rueda de prensa Henar Hevia, directora médica de Janssen España.

“La artritis psoriásica es una enfermedad progresiva que puede llegar a ser muy debilitante para las personas que la sufren".

En palabras del doctor Juan Carlos Torre Alonso, reumatólogo y catedrático de Medicina en la Universidad de Oviedo, “si tuviéramos que describir la artritis psoriásica con dos adjetivos, diríamos que es compleja y heterogénea; compleja, por los diferentes mecanismos celulares implicados, y heterogénea por la diferente presentación fenotípica a la que se añaden otras comorbilidades que pueden presentar los pacientes y que pueden dificultar la elección del tratamiento más adecuado”.

“Aproximadamente en 8 de cada 10 pacientes la afectación cutánea precede a la artritis psoriásica".

De hecho, se calcula que más de la mitad de los pacientes con APs tienen otro diagnóstico asociado, como osteoporosis, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad cardiovascular o depresión. Además, “aproximadamente en 8 de cada 10 pacientes la afectación cutánea precede a la artritis psoriásica, por lo que existe una clara relación entre ambas”, como ha explicado por su parte el doctor Pablo de la Cueva, jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid y presidente de la Sección Centro de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Se calcula que más de la mitad de los pacientes con APs tienen otro diagnóstico asociado, como osteoporosis, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad cardiovascular o depresión.

En este sentido, el dermatólogo ha remarcado la importancia de hacer un seguimiento estrecho en los pacientes con psoriasis “para identificar síntomas articulares que puedan derivar en una artritis psoriásica”.

Perfil de los pacientes

El doctor Torre Alonso ha especificado que “actualmente se reconocen cuatro dominios de la enfermedad reumatológica: la artritis periférica, la entesitis, la dactilitis y la forma axial además de las manifestaciones cutáneas”. A este respecto, ha añadido que el paciente puede presentar cualquiera de los dominios afectados o bien, como suele ser habitual, una combinación de varios de ellos. El especialista ha incidido en que el dominio afectado, la actividad de la enfermedad y la presencia de otras comorbilidades, “como pueden ser las digestivas u oculares, son elementos que van a definir en muchas ocasiones la elección terapéutica para cada paciente con artritis psoriásica”.

“Actualmente se reconocen cuatro dominios de la enfermedad reumatológica: la artritis periférica, la entesitis, la dactilitis y la forma axial además de las manifestaciones cutáneas”.

El especialista también ha señalado que, en la actualidad, solo un 50% de los pacientes alcanza valores de mínima actividad de la enfermedad; un objetivo terapéutico que permite una mejor capacidad funcional, mejor calidad de vida y menos daño estructural en las articulaciones.  “A eso debemos añadir que es común la interrupción o el cambio de tratamiento debido a una pérdida de eficacia o intolerancia; por lo que la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas en APs es fundamental”.

Solo un 50% de los pacientes alcanza valores de mínima actividad de la enfermedad.

En este contexto, el doctor Torre Alonso ha señalado para concluir que “la aprobación de guselkumab aporta un mecanismo de acción, novedoso, diferente y eficaz en todos los dominios de la enfermedad, tanto cutáneos como de aparato locomotor, en pacientes naive (sin tratamiento previo) pero también en aquellos que han fracasado a terapia biológicas (iTNF)”. Todo ello “reduciendo además la progresión del daño estructural, con rapidez de acción, que se demuestra por los resultados a las 16 y 24 semanas, y un buen perfil de seguridad y tolerabilidad”.

“La aprobación de guselkumab aporta un mecanismo de acción, novedoso, diferente y eficaz en todos los dominios de la enfermedad".

Además, ambos especialistas han celebrado la posología común en la indicación psoriásica y articular. “Tras varios años de experiencia en Dermatología hemos podido comprobar la solidez de guselkumab, que proporciona muy buenas respuestas cutáneas mantenidas en el tiempo junto con una seguridad que nos proporciona una gran tranquilidad a la hora de tratar a estos pacientes”.

Ambos coincidieron asimismo en la importancia del abordaje multidisciplinar de ambas enfermedades y de un diagnóstico precoz que permita prevenir daños articulares irreversibles. “Además, este trabajo multidisciplinar aumenta el grado de satisfacción del paciente, lo que repercute también en una mayor adherencia y mejor control de la enfermedad”, ha finalizado el doctor De la Cueva.




Puedes seguirnos

Publicidad
patrocinador seccion actualidad

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market