Domingo, 16 de junio de 2024

Opinión19 de noviembre, 2023

Anatomía de la resistencia a los antibióticos ¿cómo se puede prevenir?

José Peñalver, veterinario y product manager de Labiana. José Peñalver.

José Peñalver, veterinario y product manager de Labiana.

Labiana

De todas las herramientas disponibles a día de hoy para evitar la ineficiencia de los antibióticos y prevenir la aparición de resistencias bacterianas es importante destacar la que está relacionada directamente con la selección y dosificación, de forma precisa y efectiva, de estos antibióticos. Aprovechando que este 18 de noviembre se celebra precisamente el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, los conocidos en el sector como análisis farmacocinéticos o farmacodinámicos se configuran como una ayuda fundamental para combatir la amenaza que la resistencia a los antibióticos supone para la salud pública.

Cuando concienciamos sobre esta realidad y fomentamos un uso responsable de los antibióticos, este tipo de análisis no suelen ser lo primero que viene a nuestra mente por muchos factores en general y por su complejidad a la hora de implementarlos en particular. Sin embargo, son un aliado, ya que consiguen ajustar las dosis y una correcta elección del antibiótico en función de su clasificación, y por lo tanto, de la interacción con el organismo, y a su vez con el agente patógeno, evitando de esta forma cantidades excesivas que puedan implicar toxicidad o concentraciones de antibióticos insuficientes que no sirvan para resolver la infección, pero sí para provocar la aparición de resistencias.

Términos técnicos, pero muy útiles

Para entender mejor cómo funcionan es clave introducir términos, como la farmacocinética (PK), que puede describirse como la relación o evolución de un antibiótico concreto en el organismo de un humano o de un animal a lo largo del tiempo. Incluye los procesos de absorción, distribución, metabolismo y eliminación, generándose de esta interacción una curva o gráfico que mide la concentración y el tiempo. Entre los parámetros más relevantes de la farmacocinética encontramos la concentración plasmática máxima (Cmax), vida media del antibiótico en el plasma (t1/2) y el área bajo la curva (AUC). Estos parámetros de cada antibiótico se pueden consultar directamente en bibliografías o guías terapéuticas.

Por otro lado, y de forma íntimamente relacionada, la farmacodinamia (PD) recoge la relación entre el perfil PK del fármaco y la susceptibilidad de la bacteria. De esta forma, se mide la actividad del antibiótico, que está condicionada a su vez por su concentración en el lugar de acción, su comportamiento en el organismo y la sensibilidad que presenta el microorganismo frente al antibiótico en cuestión. Esto último nos conduce al concepto CIM o concentración inhibitoria mínima que, más allá de su término técnico, mide exactamente la concentración a la cual el antibiótico logra inhibir el crecimiento bacteriano. Cada antibiótico tiene un valor crítico CMI, lo que permite clasificar las cepas bacterianas como sensibles o resistentes, atendiendo a si el valor obtenido tras la aplicación del fármaco es mayor o menor que ese CMI.

Teniendo todo esto en cuenta, los antibióticos pueden clasificarse a su vez en función del tipo de actividad antimicrobiana y del efecto post-antibiótico o EPA. Es decir, el tiempo que tarda el microoganismo que causa la infección en recuperar su crecimiento normal tras su exposición al antibiótico.

En este sentido, los antibióticos también podrían categorizarse como tiempo-dependientes -su éxito está supeditado a la duración del efecto del antibiótico- o concentración-dependientes -donde la actividad bactericida está relacionada con la concentración máxima en plasma (Cmax) alcanzada tras su inoculación, siendo esta acción mayor y más rápida a concentraciones máximas en plasma más altas.

La importancia de una adecuada prescripción

De este modo, y gracias a términos farmacológicos como son la farmacocinética o farmacodinamia vemos cómo es posible tratar la resistencia microbiana, para evitar la ineficacia de los antibióticos en animales y humanos, un problema cada vez más habitual en nuestra sociedad.

De ahí que sea fundamental una adecuada prescripción y un correcto uso de estos medicamentos para evitar que bacterias y otros microorganismos se hagan resistentes tanto en nuestro organismo como en el de nuestros animales.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market