Lunes, 23 de noviembre de 2020

#ÚltimaHora

España ha realizado más de 17,2 millones de pruebas diagnósticas desde marzo

Política sanitaria29 de octubre, 2020

8 de cada 10 españoles cree que no existe suficiente información sobre el ictus

ictus

Según una encuesta realizada por Boehringer Ingelheim con motivo del Día Mundial de la enfermedad.

Pharma Market

En España, 130.000 personas sufren un ictus cada año, lo que significa que 1 de cada 6 españoles sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Además, es la primera causa de discapacidad física y mental grave en el adulto y de dependencia. A pesar de ello el 82% de los españoles asegura que no existe suficiente informacion sobre esta enfermedad. Así se desprende de los datos de una encuesta presentada por Boehringer Ingelheim España con el objetivo de profundizar sobre el conocimiento de la sociedad española sobre el ictus.

Se trata de una patología que puede ir acompañada de alteraciones motoras y cognitivas que pueden afectar al movimiento, al habla o al equilibrio, entre otras. Variaciones que pueden ser de carácter reversible o permanente. Sin embargo, la mayoría de los españoles encuestados desconoce las consecuencias de un ictus: más de la mitad considera que se puede hacer vida normal tras un ictus y sólo 1 de cada 4 reconoce las dificultades psicológicas (por ejemplo, la depresión o los cambios de conducta) que conlleva sufrir un ictus.  Aun así, 4 de cada 10 españoles creee que existe estigma social tras sufrir un ictus. 

Según explica el doctor José Fernández Ferro, jefe del Servicio Integrado de Neurología de los hospitales Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba de Madrid, “cualquier paciente sin excepción puede tener secuelas psicológicas tras el ictus; desde aquel con muchas secuelas físicas, hasta aquel en el que los síntomas duran sólo unos minutos o unas horas y sale del hospital completamente recuperado. Además, mientras que las secuelas físicas son máximas al inicio y mejoran de forma progresiva a continuación; las secuelas psicológicas y cognitivas aparecen tras los primeros días o semanas y crecen progresivamente. Por ello hay que preocuparse y preguntar intencionadamente por ellas en las consultas, pues hay pacientes que no serán bien conscientes de que pueden necesitar ayuda a este respecto".

Impacto económico y estilo de vida

Según la Federación Española del Ictus (FEI), el ictus constituye uno de los problemas sociosanitarios más importantes del momento. Los costes directos de esta patología representan en algunos países industrializados entre el 2% y el 4% del gasto sanitario total. Para los pacientes y sus familias, cada ictus supone un gasto medio de 4.000 euros durante los tres primeros meses de enfermedad, sin tener en cuenta las bajas laborales del paciente, ni las de los familiares que le atienden como cuidadores.

De la encuesta realizada se desprende que este gasto preocupa a la sociedad, ya que el 59% de los españoles considera que el impacto económico es una de las peores repercusiones de sufrir un ictus, por detrás de las limitaciones físicas y las secuelas mentales (75%). En relación a este dato, más de la mitad de los encuestados considera que el ictus supone un mayor gasto económico que sus familias no están preparadas para afrontar.

Por otro lado, los españoles tienen clara la importancia de un estilo de vida saludable para mantener un estado de salud óptimo que ayude a prevenir patologías. El 71% de los encuestados relaciona la práctica de ejercicio de forma habitual y moderada como medida adecuada para prevenir un ictus y el 70% cree que llevar una dieta equilibrada también es clave en la prevención. Como parte de un estilo de vida saludable, los españoles también reconocen la importancia de llevar un control de la tensión arterial de forma regular (68% de los encuestados) y reducir el colesterol (60%), así como no fumar (59%) y moderar el consumo de alcohol (57%).

El doctor José Fernández Ferro incide en la necesidad de la prevención. “Hay que recordar que el ictus que mejor se recupera es el que nunca se ha tenido. Para ello, debemos apelar a nuestra responsabilidad individual y centrar los esfuerzos en inculcar a los más jóvenes la importancia y el mérito de un estilo de vida saludable. Es imprescindible actuar sobre la obesidad y el tabaquismo en los pacientes de 30 a 50 años. La obesidad es especialmente importante porque esconde tres factores de riesgo en uno: la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y la inactividad física.”




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market