Domingo, 05 de febrero de 2023

Economía5 de enero, 2023

Más del 60% de las empresas españolas de salud y biotecnología prefieren las subvenciones europeas para innovación

Subvenciones a empresas de salud y biotecnología Las subvenciones nacionales se sitúan como la tercera opción para financiar los proyectos de I+D.

El IV Barómetro Internacional de la Innovación recoge que el segundo tipo de al que más se acude es la autofinanciación.

Pharma Market

El 66,7% de las empresas españolas de salud y biotecnología afirma recurrir a  subvenciones europeas para llevar a cabo proyectos de innovación, por encima de los diferentes mecanismos  de financiación disponibles en España (44,4%). En concreto, la diferencia de solicitud de subvenciones europeas frente a las nacionales se sitúa en 22 puntos.

El segundo tipo de financiación al que más se recurre es la autofinanciación (55,6%), porcentaje que se incrementa en un punto en comparación con 2022. A nivel global, la financiación propia es el método más utilizado por las compañías, según el 47,30% de las compañías encuestadas.

Estas son algunas de las principales conclusiones que arroja el IV Barómetro Internacional de la Innovación de la consultora internacional Ayming, especializada en gestión y financiación de la Innovación. En este estudio han participado una muestra de 850 profesionales sénior de I+D, directores financieros, directores ejecutivos y propietarios de empresas de 17 países para abordar el estado de la innovación en sus compañías y su financiación.

Financiación en I+D

La gran mayoría de las compañías del sector salud y biotecnología (66,7%) afirma decantarse por las subvenciones europeas como método de financiación para proyectos de I+D. Como elemento a destacar, indicar que esta cifra se ha incrementado en más de 46 puntos respecto al año anterior (20%). Sin embargo, a nivel global un 23,3% de las empresas recurre a este tipo de financiación.

Según explica Javier Saldaña, director de Innovación de Ayming España, “las empresas españolas de salud y biotecnología acuden a las subvenciones europeas porque, además de que la intensidad de la financiación es más fuerte, los criterios técnicos y de solvencia económica que se exigen en España son muy estrictos; por lo tanto, las ayudas europeas se posicionan como una vía competitiva y demandada”.

La autofinanciación se trata de la segunda opción a la que recurre el 55,6% de las empresas españolas del sector.

La autofinanciación se trata de la segunda opción a la que recurre el 55,6% de las empresas españolas del sector. No obstante, a nivel global se consolida como opción mayoritaria para el 47,3%, 8 puntos por debajo del caso español.

De este modo, las subvenciones nacionales se sitúan como la tercera opción para financiar los proyectos de I+D de las compañías españolas del sector salud, siendo la opción seleccionada por el 44,4%, alternativa que se ha incrementado en 14 puntos respecto al año anterior. A nivel global, se trata de la opción seleccionada por el 26,4%.

 

Presupuestos 

El 77,8% de las empresas de estos sectores se muestran satisfechas con el nivel de innovación que llevan a cabo, una cifra que crece cerca de 3 puntos en comparación con el año anterior y, muy en línea con la media global (76%).

De hecho, cerca de un 80% de compañías tienen ya un presupuesto definido para innovación, Es más, en el 44,4% de las empresas será de más de un 3% de sus ingresos, una intensidad inversora que destaca frente a la mayoría de sectores encuestados, así como también los niveles globales de estimación de inversión en I+D. A nivel global un 81,4% de comapñías tienen este presupuesto definido y para un 21,7% será inferior al 1% de los ingresos.

En opinión de Carlos Artal, director general de Ayming España “la pandemia sirvió de revulsivo para comprobar la importancia que tiene llevar a cabo iniciativas de I+D en estos sectores. Es lógico que el nivel de satisfacción no decaiga y siga aumentando. Se ha aprendido la lección. Tal y cómo arrojan los datos, una gran mayoría de las compañías de la industria sanitaria ya tienen un presupuesto destinado a la I+D, pero es especialmente notable la cantidad destinada por las compañías españolas, que, será más de un 3% de sus ingresos.”

 

En este sentido, crece significativamente el número de empresas españolas que ha incrementado su apuesta por desarrollar I+D a nivel internacional con respecto a 2021. Concretamente, un 78% afirma desarrollar I+D a nivel local e internacional frente a un 63% del año anterior, es decir, un incremento de 15 puntos que radica en el efecto colaborativo que motiva a este sector a desarrollar I+D entre países tras la pandemia. En el caso del sector salud y biotech español es incluso superior a la media global (48%).

Crece significativamente el número de empresas españolas que ha incrementado su apuesta por desarrollar I+D a nivel internacional con respecto a 2021.

En cuanto a las motivaciones que impulsan la estrategia de I+D, mejorar las capacidades tecnológicas internas, adaptarse a las tendencias a largo plazo y mantener el ritmo de la competencia son los tres principales factores (55% en los tres casos). Estas motivaciones coinciden con las compañías internacionales.

“El año pasado, aumentar las capacidades de los equipos de I+D se posicionaba como el segundo driver estratégico de las compañías. Esto es debido a que la incertidumbre de los últimos años ha desembocado en una imperiosa necesidad de armar equipos internos sólidos. Que este año no se encuentre entre las prioridades es una buena señal, signo de que el trabajo está hecho”, añade Artal.

 

Factores condicionantes

Un 33,3% de estas organizaciones asegura tener previsto incrementar su presupuesto en I+D a lo largo de los próximos tres años. Esta cifra se reduce en 36 puntos respecto al año anterior y contrasta con el 63,5% de empresas a nivel global que incrementará su presupuesto.

Un 33,3% de estas organizaciones asegura tener previsto incrementar su presupuesto en I+D a lo largo de los próximos tres años.

Los condicionantes que afectan más negativamente al presupuesto destinado a I+D de cara a los próximos años son la inflación y la guerra en Ucrania, un 44% respectivamente. Ambos coinciden con los señalados por las compañías del sector a nivel global, siendo los hándicaps identificados por un 48,1% y un 44,2%, respectivamente.

Los condicionantes que afectan más negativamente al presupuesto destinado a I+D de cara a los próximos años son la inflación y la guerra en Ucrania.

Por el lado contrario, los drivers más favorables para estas inversiones son los desarrollos en el sector (66,7%), el acceso al talento (55,6%) y el acceso a la financiación y los cambios tecnológicos (44,4% respectivamente). Desde una perspectiva internacional las compañías destacan los cambios tecnológicos (65,1%), los desarrollos en el sector (62%) y el acceso al talento (52,7%).




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market