Sabado, 19 de junio de 2021

I+D19 de febrero, 2021

La vitamina D modula el sistema inmunitario y reduce la afectación pulmonar por Covid-19

vitamina-D-covid-19

El confinamiento domiciliario o las restricciones han supuesto un mayor sedentarismo y una menor exposición solar.

Pharma Market

El sistema endocrino de la vitamina D tiene un doble efecto sobre el Covid-19 a través de la estimulación de la inmunidad innata facilitando la defensa del organismo y disminuyendo la respuesta de citoquinas pro-inflamatorias que mejora la afectación pulmonar y el estatus protrombótico de la enfermedad. Además, reduciendo angiotensina (hormona que causa vasoconstricción) y bradiquininas (vasodilatador),  podría bloquear el mantenimiento y agravamiento de la afectación pulmonar desencadenada por la tormenta de citoquinas producidas por Covid-19,  según ha puesto de manifiesto el doctor José Manuel Quesada, endocrinólogo del IMIBIC, Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, en el marco del III Curso de Osteoporosis y Patología Metabólica Ósea de la Sociedad Española de Reumatología, celebrado con la colaboración de la biofarmacéutica UCB y la biotecnológica Amgen.

Desde el inicio de la pandemia por Covid-19 se han ido sucediendo múltiples publicaciones en las que se observa una asociación entre el déficit de los niveles de 25 hidroxivitamina D (lo que coloquialmente se conoce como niveles de vitamina D) y la incidencia y gravedad de la enfermedad. En este sentido, se concluye que los pacientes con Covid-19 con expresión más grave presentan un 65% más deficiencia frente a aquellos con la enfermedad más leve. Además, esta deficiencia intensa está muy vinculada con el ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos y muerte (más del 80%). “Por eso es crítico, que dichos niveles sean adecuados en todo momento, desde la infección por SARS-CoV-2 hasta el desarrollo de la enfermedad", señala el doctor Quesada, quien no quiso perder la oportunidad de puntualizar que “la denominada vitamina D no es una vitamina propiamente dicha, sino que se trata de un sistema endocrino semejante al de otras hormonas como el de las hormonas tiroideas”.

Además de los estudios de asociación, -apunta el especialista- "ha habido otros de intervención que han demostrado un efecto discretamente beneficioso de la suplementación con vitamina D, propiamente dicha, pero sobre todo con el tratamiento de calcifediol (un metabolito del sistema endocrino de la vitamina D) en la evolución de los pacientes infectados por Covid-19".

Respecto a los niveles recomendados, en opinión del doctor Quesada, ningún paciente debería tener niveles de 25 hidroxivitamina D menores de 20 ng/ml, siendo incluso aconsejable que los pacientes osteoporóticos tengan niveles por encima de 30 ng/ml en orden a conseguir una buena salud ósea y posibilitar una respuesta óptima de los tratamientos”. En este sentido, insiste en que los pacientes no abandonen por ningún motivo los tratamientos de fármacos anti-osteoporóticos, para no perder lo logrado de mejoría en la cantidad y calidad de sus huesos, después de mucho tiempo de tratamiento. Además, "es fundamental que continúen tomando el tratamiento con vitamina D3 o calcifediol que tienen prescrito, porque además de tener un efecto sobre sus huesos puede proporcionarles una protección añadida frente a la Covid-19".

Pacientes con osteoporosis

Por otra parte, el doctor Enrique Casado, reumatólogo del Hospital Universitario Parc Taulí de Barcelona, asegura que “la propia infección, los corticoides que suelen utilizarse en las formas graves de Covid-19 o la hospitalización, a menudo prolongada, suponen para el paciente un mayor riesgo de osteoporosis y fracturas. También, el confinamiento domiciliario o las restricciones han supuesto un mayor sedentarismo y una menor exposición solar de los pacientes, con el consecuente riesgo de déficit de vitamina D.

Además, la modificación obligada de la atención sanitaria con cancelación de visitas y pruebas complementarias o retrasos en la administración de algunos tratamientos hospitalarios también ha afectado a la atención de los pacientes con osteoporosis, advierte el reumatólogo, quien añade que: “Estamos ante una pandemia que, si no lo remediamos pronto, en unos meses o unos años podría derivar en otra pandemia, pero en este caso de pacientes con osteoporosis y fracturas”.

No obstante, el doctor Casado matiza que ni la osteoporosis ni ninguno de los tratamientos que reciben los pacientes aumenta el riesgo de infección por coronavirus ni empeora el pronóstico de Covid-19.

 




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market