Jueves, 20 de junio de 2024

I+D15 de marzo, 2024

Los otorrinolaringólogos de la SEORL-CCC analizan la apnea del sueño

Cartel del Curso Multidisciplinar Avanzado de Apnea Obstructiva del Sueño (AOS) que organiza la SEORL-CCC en el Ilustre Colegio de Médicos de Valencia este 14 de marzo de 2024. Cartel del curso.

Es la segunda enfermedad respiratoria más frecuente y el segundo trastorno del sueño más prevalente.

SEORL-CCC

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) advierte de que un otorrinolaringólogo debe valorar la apnea obstructiva del sueño (AOS) de cara a reducir la morbimortalidad asociada. Esta enfermedad ya afecta a siete millones de españoles y se ha convertido en un grave problema de salud pública, con un aumento del número de casos del 45 % en la última década.

"La obesidad, el sedentarismo, la respiración oral y el tabaquismo son factores clave en el aumento de la AOS", indica el doctor Carlos O'Connor, presidente de la Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la SEORL-CCC y coorganizador del Curso Multidisciplinar Avanzado de Apnea Obstructiva del Sueño, que se celebra este 15 de marzo en el Ilustre Colegio de Médicos de Valencia con motivo del Día Mundial del Sueño.

Obesidad como factor de riesgo

La apnea obstructiva del sueño es la segunda enfermedad respiratoria más frecuente y el segundo trastorno del sueño más prevalente. Sin embargo, casi dos millones de españoles carecen de diagnóstico, según datos de la SEORL-CCC. Es de 2 a 3 veces más común en hombres que en mujeres y su factor de riesgo más importante es la obesidad. "Las personas obesas son más propensas a tener trastornos respiratorios del sueño, por lo que esta condición debe ser un factor a tener en cuenta en la consulta del otorrinolaringólogo", añade el doctor O'Connor.

Para diagnosticar la AOS, el otorrino deberá realizar una exploración anatómica y funcional de la vía aérea superior. "Esto permite tener un mayor conocimiento de la fisiopatología de la enfermedad, detectará posibles anomalías que predisponen a padecerla y permitirá establecer un diagnóstico topográfico de la obstrucción", Carlos O'Connor.

Escasa atención

"Sabemos que aproximadamente la mitad de los pacientes con problemas cardiovasculares sufren apnea del sueño. Por lo tanto, se trata de un problema grave de salud pública", a pesar de "no existir ningún proyecto gubernamental enfocado en su prevención", explica la doctora Paula Martínez Ruiz de Apodaca, vocal de la comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la SEORL-CCC y coorganizadora del curso. De hecho, la prevención de la AOS no aparece en la última Estrategia de Salud Pública 2022 que elaboró el Ministerio de Sanidad.

Por otro lado, solo existen 24 unidades asistenciales acreditadas por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) consideradas de alta complejidad que se pueden hacer cargo de los casos más difíciles de AOS. "Estas unidades se caracterizan por la multidisciplinariedad, contando con facultativos de diferentes especialidades (cardiología, odontología, otorrinolaringología, neurofisiología, maxilofacial). Sin embargo, en nuestro país la formación sobre AOS que reciben estos especialistas durante el pregrado y la residencia está prácticamente ausente", añade la doctora Martínez.

Frenillo lingual corto

"La anquiloglosia es una anomalía congénita, que afecta al 4-5% de la población y que consiste en la presencia de un tejido fibrótico que limita la motilidad lingual, lo que puede producir alteraciones tanto funcionales como anatómicas en el desarrollo de la vía aérea superior", detalla el doctor O'Connor. "Un frenillo lingual corto puede producir respiración oral y una alteración en el desarrollo de la cavidad oral, incrementando el riesgo de colapso de la vía aérea superior durante el sueño", asevera.

Esta condición física perjudica las funciones de succión, masticación, deglución y habla. Cuando esta anomalía no se trata de manera precoz, puede provocar cambios en el crecimiento craneofacial y tener consecuencias respiratorias, incluida la apnea obstructiva del sueño. "Una lengua que no funciona que bien, que hace muchas veces un movimiento anómalo durante el día, va a ocasionar unos mecanismos de compensación, como unos colapsos laterales faríngeos, una obstrucción faríngea e incluso una hipertrofia amigdalar que provoca a largo plazo una apnea del sueño", apunta este especialista.

Ante la sospecha de que exista limitación de la movilidad lingual, el paciente debe ser derivado al especialista. El otorrinolaringólogo es el profesional capacitado para identificar y tratar este tipo de anomalías. Una vez reconocido el problema, el paciente también debe ser valorado por un logopeda, ya que tendría que recibir un tratamiento bimodal: funcional y anatómico.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market