Domingo, 14 de julio de 2024

Opinión6 de agosto, 2023

Farmacéuticos de letras

Manuela Plasencia Cano, secretaria de la Asociación Española de Farmacéuticos de Letras y Artes. Aefla.

Manuela Plasencia Cano, secretaria de la Asociación Española de Farmacéuticos de Letras y Artes.

En un momento tan delicado como el inicio de los estudios de bachillerato, los estudiantes tienen que decidirse por ciencias o letras. Algunos tomamos la opción del humanismo; pero unos años más tarde, cuando ya empezamos a vislumbrar un futuro más acorde con nuestras posibilidades y perspectivas, tuvimos que recuperar las disciplinas de ciencias para superar las pruebas de acceso a la Universidad. El Grado en Farmacia tiene asignaturas como Biología, Física, Matemáticas, Bioquímica, Química, Estadística, Botánica, Fisicoquímica, Fisiopatología, Bromatología o Farmaeconomía. Nada que ver con las letras o la literatura.

"El Grado en Farmacia tiene asignaturas como Biología, Física, Matemáticas, Bioquímica, Química, Estadística, Botánica, Fisicoquímica, Fisiopatología, Bromatología o Farmaeconomía. Nada que ver con las letras o la literatura".

Sin embargo, la realidad sobrepasa la clásica segregación entre ciencias y letras, de tal manera que, hay millones de ejemplos en los que ambas categorías están perfectamente unidas y acopladas en lo que se ha venido a llamar “Humanismo científico”; y sus protagonistas en el mundo de la Farmacia se autodenominan “Humanistas farmacéuticos” o “Farmacéuticos humanistas”, según se ve cada cual.

"La realidad sobrepasa la clásica segregación entre ciencias y letras, de tal manera que, hay millones de ejemplos en los que ambas categorías están perfectamente unidas y acopladas en lo que se ha venido a llamar “Humanismo científico”.

Hay muchas profesiones capaces de combinar ambos perfiles; pero quiero destacar aquí especialmente las sanitarias. Médicos, enfermeros, fisioterapeutas, auxiliares y farmacéuticos han recibido formación en disciplinas científicas y salen de las Facultades con ese bagaje propio de la racionalidad y de la clave experimental como elemento esencial de la profesión. Poco después, con el ejercicio clínico y asistencial, o con el devenir de la experiencia, el humanismo se instala en sus vidas; porque es ese contacto con los seres humanos y sus dolencias físicas o espirituales, lo que dulcifica y atempera la humanidad que todos los sanitarios llevamos dentro.

"Cuando un profesional sanitario ejerce su profesión y se interesa por el bienestar integral de sus pacientes, además de su salud física, está siendo humanista".

El humanismo es un movimiento renacentista, filosófico, artístico y cultural que prioriza los valores humanos y el pensamiento antropocéntrico de la vida. Cuando un profesional sanitario ejerce su profesión y se interesa por el bienestar integral de sus pacientes, además de su salud física, está siendo humanista; cuando entiende las circunstancias que rodean su enfermedad y se implica en la superación de los problemas con propuestas y acertados consejos, está siendo humanista porque prioriza al ser humano como centro de atención y no le cosifica. Pero, por encima de todo, el humanista es de letras, es un ilustrado, ha leído, ha vivido y ha asimilado muchas dosis de humanidad; y como tal, se conmueve con el dolor y la tragedia de la enfermedad; puede transformar sus sentimientos en poesía o prosa, percibe la emoción de la curación, del agradecimiento y de la empatía de los enfermos; con sus historias es capaz de dibujar sensaciones y reflexiones en forma de acuarelas, en notas musicales o en otras artes plásticas; es un escritor, un poeta, un pintor, músico, restaurador, escultor, etc.

"Para unos el farmacéutico forma parte de la trama; para otros es el medicamento el protagonista y para otros, la farmacia es el decorado; pero todos son farmacéuticos de letras".

Hace algunos años, se publicó una recopilación de relatos escritos por farmacéuticos bajo el título “Hidra Verde” con la coordinación de Manuel Machuca y otros autores hispanoamericanos. Para unos el farmacéutico forma parte de la trama; para otros es el medicamento el protagonista y para otros, la farmacia es el decorado; pero todos son farmacéuticos de letras.

"En el año 1973 un grupo de farmacéuticos inquietos, escritores unos y artistas otros, decidieron crear una asociación formal con el objetivo de fomentar y estimular la faceta humanista entre sus colegas farmacéuticos; así nació la Aefla".

Gregorio Marañon, Ramón y Cajal o Pio Baroja son ejemplos escogidos de médicos escritores. León Felipe, Pedro Calvo Asensio, Raúl Guerra Garrido, Enrique Granda, Federico Mayor Zaragoza, Javier Puerto, Marisol Donis, Margarita Arroyo, Reyes García-Doncel y muchos más, son farmacéuticos escritores de renombre; Federico Muelas, Rosa Fabregat, Cristóbal López de la Manzanara, José Félix Olalla, son destacados poetas farmacéuticos. Todos ellos han logrado la fusión de ciencias y letras con éxito.

"El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha respaldado y tutelado la actividad humanista de la asociación".

En el año 1973 un grupo de farmacéuticos inquietos, escritores unos y artistas otros, decidieron crear una asociación formal con el objetivo de fomentar y estimular la faceta humanista entre sus colegas farmacéuticos; así nació la Asociación Española de Farmacéuticos de Letras y Artes (Aefla). Desde el principio, el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos (Cgcof) ha respaldado y tutelado la actividad humanista de la asociación; además subvenciona la edición trimestral de “Pliegos de Rebotica”, la revista más antigua de arte y letras de Europa, y probablemente del mundo.

"Todos los socios pueden escribir y publicar sus artículos en nuestra revista, reciben el apoyo institucional de Aefla para presentar sus libros en cualquier parte del territorio nacional".

Todos los socios pueden escribir y publicar sus artículos en nuestra revista, reciben el apoyo institucional de Aefla para presentar sus libros en cualquier parte del territorio nacional, difundimos en las redes sociales sus actividades; organizamos exposiciones y también participamos en eventos y congresos profesionales, artísticos y culturales para visibilizar y fomentar el humanismo científico y farmacéutico.

"No es incongruencia ser farmacéutico de letras".

Este año se cumplen 50 años de la fundación de Aefla y, desde esta tribuna, como secretaria de la Junta Directiva, invito a todos los que se han sentido aludidos en este artículo y a los que apoyan o comparten nuestros objetivos, a que se asocien y engrosen las filas de nuestra asociación para que el espíritu del humanismo siga vivo entre los farmacéuticos y, en general, entre los sanitarios de letras, durante muchos años más. No es incongruencia ser farmacéutico de letras.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market