Sabado, 08 de mayo de 2021

Opinión18 de abril, 2021

Hospitales inteligentes

Virginio Muñoz, director de Desarrollo de Negocio en Open-Ideas.

Virginio Muñoz, director de Desarrollo de Negocio en Open-Ideas.

Open Ideas

Un hospital requiere una gestión muy compleja de espacios: habitaciones, quirófanos, salas de urgencias, de recuperación, de rehabilitación, de radiología, consultas, cocinas, vestuarios, cuartos de limpieza almacenes, áreas de instalaciones… a lo que hay que añadir la circulación de un numeroso grupo de personas con diferentes restricciones de acceso según su condición: pacientes ingresados y externos, familiares de pacientes, toda las casuística de personal sanitario, técnicos, administrativo, de mantenimiento, limpieza, seguridad, proveedores… La actividad diaria implica infinidad de procedimientos que provocan multitud de complicaciones.

La solución para mejorar la organización y gestión del entorno hospitalario está en la implantación de las nuevas tecnologías y en la transformación digital. A más digitalización, menor número de fallos humanos. Y registrando las actividades hospitalarias será más fácil encontrar los errores y mejorar la eficiencia de los procedimientos.

Estas son algunas de las soluciones que ya existen para un transformar un hospital inteligente:

  • Reconocimiento facial biométrico para el control de accesos. Con sistemas basados en equipamiento de última generación como los dispositivos de Kimaldi Electronics de identificación biométrica, un hospital puede definir que personas en que horario pueden acceder a los diferentes espacios del hospital.
  • Control de calidad del aire. Con la tecnología IoT (Internet of Things), empresas como METRIKUS pueden controlar con sus sensores la correcta ventilación de los espacios interiores. Al medir con su dispositivo los distintos parámetros de la calidad del aire: temperatura, humedad, CO2, PM2,5 (partículas finas en el aire), controlamos los elementos encargados de renovar y filtrar el aire por lo que conseguiremos tener entornos libres de agentes contaminantes e infecciosos.
  • Control de aforos. Con sensores por infrarrojos situados en puntos estratégicos podemos monitorizar planos de calor para saber si se supera el aforo permitido y si se está respetando la distancia social recomendada. Mediante alarmas a los responsables o visualización en paneles de cara al público evitaremos aglomeraciones respetando las recomendaciones de la OMS.
  • Control de accesos. También podemos controlar el número de veces que se abre y cierra una puerta. Esto se puede emplear en una gestión más racional de la limpieza de los aseos, y el momento aconsejable para su desinfección, evitando turnos innecesarios cuando se infrautilizan. Instalados en las salidas de emergencia evitan el uso inadecuado de éstas. 
  • Trazabilidad de pacientes. Combinando IoT y RTLS (Sistema de localización en tiempo real), obtenemos la trazabilidad de pacientes a los que se coloca una pulsera que les identifica y permite geolocalizarlos en las estancias del hospital. Esta solución, además de mejorar de los flujos operatorios en los bloques quirúrgicos de los hospitales, ofrece la ventaja de visualizar en monitores de la sala de espera (o en una app del móvil) información del tránsito y situación del paciente para tranquilidad de los familiares.
  • Trazabilidad de recursos. Con la misma tecnología del caso anterior aplicado a elementos móviles: Ecógrafos portátiles, desfibriladores, electrocardiógrafos, sillas de ruedas, camillas para traslado de pacientes... Permite conocer en cualquier momento donde están exactamente los recursos requeridos, optimizando los tiempos de las actividades sanitarias y reduciendo el riesgo de robo y mal uso de los mismos.

Paralelamente a que el hospital se hace más inteligente, también hay que priorizar las soluciones que permitan desahogar el uso de los espacios del hospital. Por parte de las telecomunicaciones el 5G permite mayores anchos de banda lo que facilita:

  • Teleconsultas. Optimizan el tiempo disponible para consultas del facultativo, evitan el traslado del paciente, y sobre todo permite descongestionar las salas de espera de los hospitales en pro de la prevención de contagios.
  • Telemonitorización domiciliaria. Muy efectiva para monitorización de parámetros vitales en pacientes crónicos y para la hospitalización domiciliaria en postoperatorios.
  • Telerehabilitación. Evita desplazamientos de los pacientes y facilita transferir el diagnóstico, el seguimiento y las terapias al hogar del paciente, despejando las salas de rehabilitación hospitalaria.

La pandemia ha favorecido que se impulse la implantación de estas tecnologías. Además, existen más tecnologías que ayudarán a mejorar la calidad asistencial de los hospitales: inteligencia artificial, big data, bots, impresión 3D, entre otras.

 




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market