Jueves, 04 de junio de 2020

Opinión15 de abril, 2020

Necesitamos avanzar en oncología de precisión

Adriana Terráez

Adriana Terrádez, directora de OncoDNA para España y Portugal.

Pharma Market

La pandemia que estamos sufriendo por causa del coronavirus SARS-CoV-2 está siendo especialmente difícil para los pacientes de cáncer, que ven con gran inseguridad cómo van cambiando sus pruebas, consultas y tratamientos. Es importante que sepan que no están solos, que los especialistas que llevan sus casos siguen centrados en ellos y que el fin de estos cambios es evitar a toda costa que el virus les ataque.

Se están priorizando las operaciones quirúrgicas más urgentes, que no se han anulado. De hecho, las visitas y cirugías que no se pueden aplazar se están desarrollando con el mayor de los cuidados. Pero no debemos olvidar que muchos de estos enfermos siguen terapias inmunodepresoras y que contagiarse les podría traer muchos problemas. Por eso se están espaciando los tratamientos en el tiempo y se están realizando consultas de forma telemática. Es momento de llevar a cabo todas esas pruebas o análisis que no necesitan que el paciente salga de su casa.

Por ejemplo, en los casos en los que se disponga de muestras de un tumor es posible realizar estudios genómicos que pueden proporcionar información genética del tumor del paciente y dar con el tratamiento más eficaz para abordarlo. Unos datos que los laboratorios pueden remitir de forma online a oncólogos y patólogos para evitar desplazamientos innecesarios. Y que pueden compartirse de forma anonimizada con otros especialistas del mundo entero conectados en red para conseguir diagnósticos todavía más certeros.

En materia de oncología de precisión, España cuenta con laboratorios especializados capaces de realizar este tipo de perfiles moleculares, como los de OncoDNA, que están desarrollando una utilización más eficaz y combinada de las llamadas ciencias ‘ómicas’: genómica, metabolómica, epigenómica…

Sin embargo, nuestro país todavía necesita solventar retos sociales, legales, éticos y asistenciales para hacer despuntar este tipo de tecnologías. De hecho, todos ellos se están valorando en un plan estratégico nacional que lleva más de dos años analizándose desde el Senado en colaboración con expertos en la materia. Y que parece claro que va a retrasarse todavía más, teniendo en cuenta los acontecimientos actuales.

Teniendo en cuenta las cifras de crecimiento de nuevos casos de cáncer (más de un 18% desde 2015 hasta 2020, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica), necesitamos mejorar en ese aspecto. Esa combinación de las ciencias ‘ómicas’ podrían ofrecer una visión mucho más individualizada de cada paciente, mejorar sus perspectivas, predecir su posible desarrollo y evolución y asumir estrategias de intervención preventivas.

En definitiva, podrían ayudarnos a ver el cáncer con otros ojos y a conseguir una mejor calidad de vida para nuestros pacientes.




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market