Jueves, 18 de abril de 2024

Opinión2 de julio, 2023

Prevenir el hígado graso, un reto de todos

Manuel Romero, presidente de la Asociación Española para el Estudio de las Enfermedades del Hígado. AEEH.

Manuel Romero, presidente de la Asociación Española para el Estudio de las Enfermedades del Hígado.

La esteatosis hepática metabólica (EHMet) o “hígado graso” es una enfermedad asintomática que se produce por acumulo excesivo de grasa en el hígado no causado por el alcohol. Hablamos de una patología prevalente, heterogénea, compleja y dinámica que ya afecta al 30% de la población española, sobre todo por el aumento de la obesidad, diabetes, síndrome metabólico, dislipidemia y enfermedades inmunomediadas, que están convirtiendo esta enfermedad en un importante problema de salud pública por su prevalencia y morbilidad. La esteatosis hepática metabólica se produce por la acumulación de grasa en el hígado por diferentes alteraciones metabólicas, como puede ser la resistencia a la insulina y la lipogénesis de novo, que se caracteriza por producir grasa cuando sobra grasa.

"La esteatosis hepática metabólica se produce por la acumulación de grasa en el hígado por diferentes alteraciones metabólicas".

Nos enfrentamos a una epidemia silente que es doblemente alarmante. Primero porque impacta de lleno en millones de españoles, pero sobre todo de manera creciente y preocupante en adolescentes y jóvenes. Los estudios y datos que manejamos nos revelan que hasta ocho de cada diez personas con sobrepeso presentan ya hígado graso, y se encuentran en riesgo de desarrollar una cirrosis a edades tempranas o evolucionar a cáncer de hígado y precisar trasplante hepático. La presencia de cáncer de hígado en pacientes con hígado graso en España se ha triplicado en la última década, por lo que con total probabilidad se convertirá en la principal causa de cáncer de hígado en menos de una década.

"La presencia de cáncer de hígado en pacientes con hígado graso en España se ha triplicado en la última década".

Una dieta rica en grasas saturadas y el sedentarismo son los principales factores que contribuyen a que nos encontremos cada vez con más casos. Por eso es crucial el abordaje multidisciplinar de una enfermedad que se suele diagnosticar ya en fases avanzadas, cuando el daño hepático ha progresado a fibrosis o a cirrosis. Detectarla precozmente debe estar en manos de equipos multidisciplinares integrados por médicos de atención primaria, endocrinólogos, internistas… capaces de generar circuitos eficaces para que cuando se detecte un paciente sea derivado a la consulta de hepatología de manera rápida y eficaz.

"Es necesario facilitar a todos los facultativos implicados en la detección precoz de la EHmet las herramientas necesarias para identificarla en fases iniciales e intervenir a tiempo".

Por eso es necesario facilitar a todos los facultativos implicados en la detección precoz de la EHmet las herramientas necesarias para identificarla en fases iniciales e intervenir a tiempo, y evitar el riesgo de complicaciones hepáticas o de otro tipo. En este sentido hemos organizado recientemente una campaña con la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth) por una mayor concienciación de la EHMet  entre la población, pero también entre los facultativos de otras especialidades que también están implicados en el manejo de esta patología.

"Tenemos que fomentar estilos de vida saludables, ya que justamente el patrón contrario es el que se repite en los pacientes con hígado graso".

Pero es sin duda en la concienciación entre la población donde tenemos aún mucho por hacer. A falta de un tratamiento farmacológico específico y efectivo de la EHMet, la mejor prevención es llevar un estilo de vida saludable, seguir una dieta mediterránea sin alimentos ultraprocesados, alcohol ni refrescos azucarados y realizar al menos 30 minutos de actividad física al día. Tenemos que fomentar estilos de vida saludables, ya que justamente el patrón contrario es el que se repite en los pacientes con hígado graso. Si se cambia de estilo de vida, se sigue una dieta mediterránea y se hace ejercicio, tenemos un 80 por ciento de posibilidad de mejorar la fibrosis un estadio y la esteatohepatitis desaparece en el 90 por ciento de los casos.

"Avanzar en materia de prevención, no solo en la esteatosis hepática metabólica, también de las enfermedades hepáticas, es un reto que todos debemos asumir".

Pero esto tiene que dejar de ser una frase hecha, hay que implementar medidas de educación y salud publica dedicadas a combatir los hábitos de alimentación y el estilo de vida de la población más joven. Y acompañarlas además de un Plan Estratégico para la Enfermedad Hepática, así como un mayor esfuerzo en cribado y diagnóstico temprano, y una mayor dotación de fondos públicos para la investigación. Avanzar en materia de prevención, no solo en la esteatosis hepática metabólica, también de las enfermedades hepáticas, es un reto que todos debemos asumir.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market