Domingo, 17 de octubre de 2021

Entrevistas5 de octubre, 2021

Mariano Esteban: “A España, le falta un empuje fuerte hacia la ciencia y la investigación como soporte para su desarrollo científico y tecnológico”

Mariano Esteban, virólogo del CSIC. Mariano Esteban, virólogo del CSIC. Foto: CSIC.

El virólogo del CSIC explica las claves de la vacuna contra la COVID-19 y reflexiona sobre la pandemia y la ciencia.

Pharma Market/ Teresa Rey

El virólogo Mariano Esteban lidera el equipo que está desarrollando una de las tres vacunas contra el SARS-CoV-2 del Centro Superior de Investigaciones científicas (CSIC). Pharma Market pudo entrevistarlo en el marco de BIOSPAIN 2021, el encuentro de empresas del sector biotecnológico que se ha desarrollado recientemente en Baluarte, el Palacio de Congresos y Auditorio de Pamplona (Navarra).  Esto es lo que nos ha contado sobre la vacuna que está desarrollando, la vía de investigación que se ha abierto para tratar el cáncer mediante vacunación y su opinión sobre lo que la sociedad en general ha aprendido sobre la pandemia.

¿En qué situación se encuentra en la actualidad la vacuna que está desarrollando el CSIC?

Hemos respondido a la preguntas que nos ha hecho la Agencia Española del Medicamento, y esperamos que con las respuestas que le hemos dado se pueda continuar con el proceso que nos habíamos trazado de desarrollo de la vacuna en las distintas fases clínicas.

¿De qué plazo estaríamos hablando?

Tan pronto recibamos la aprobación de la Agencia iniciaremos inmediatamente los ensayos, ya lo tenemos todo listo y la organización de los mismos, que ya está en marcha.

"Estamos viendo que están apareciendo variantes más resistentes y que también las vacunas actuales necesitan dosis de refuerzo".

¿Qué ventajas aporta esta vacuna frente a otras contra la COVID-19?

Lo cierto, es que se ha conseguido mucho desde el punto de vista de vacunas. Tenemos ya vacunas con alta eficacia, las basadas en mRNA o vacunas de ARN mensajero, representan una revolución desde el punto de vista de desarrollo de estos productos. Por otro lado, estamos viendo que están apareciendo variantes más resistentes y que también las vacunas actuales necesitan dosis de refuerzo. Ahora, aproximadamente a los seis meses, ya es necesario una tercera dosis. Además, debe haber vacunas adicionales para determinar si realmente la eficacia resulta más duradera. Este es un punto importante, pero también la consideración de que las vacunas se puedan usar en combinación, algo que nosotros hemos venido reclamando desde hace mucho tiempo. De hecho, lo hemos demostrado experimentalmente en modelos animales y actualmente ya se está constatando también en los ensayos clínicos, como ocurre por ejemplo con la combinación de Pfizer y Astrazeneca.

¿Por qué es importante para España tener una vacuna propia?

La cuestión es que la disponibilidad de las vacunas no es algo que se dé con rapidez. Hay que tener en cuenta que estas vacunas comenzaron a distribuirse a finales del año 2020 y hemos tenido que esperar a medida que las farmacéuticas suministraban las dosis adecuadas. Los países en general se encuentran expuestos a un gran número de agentes infecciosos y, España en particular, por su situación estratégica, y para abortar un proceso infeccioso lo más efectivo es la vacunación. Sin embargo, para vacunar hay que tener la tecnología del Know how, las infraestructuras adecuadas, centros de investigación punteros y centros clínicos donde se haga la experimentación y, sobre todo, empresas capaces de producir. Afortunadamente gracias a todo este empuje que hemos logrado, hemos conseguido que compañías españolas se hayan puesto a fabricar vacunas, lo que ha supuesto que estas a su vez y por su parte hayan tenido que realizar inversiones.

Necesitamos tener capacidad logística para actuar con rapidez y prevenir que un agente infeccioso se extienda por la población.

Todo esto lo necesitamos en España como país industrializado y en el que convergen todos los demás y porque estamos expuestos a agentes infecciosos como ocurrió cuando apareció el Ébola. Necesitamos tener esa capacidad logística para actuar con rapidez y prevenir que un agente infeccioso se extienda por la población.

¿Qué puede aportar la vacuna contra la COVID-19 en la lucha contra el cáncer?

Se ha demostrado que las vacunas son el sistema más eficaz de control de distintas enfermedades, mayoritariamente contra agentes infecciosos. Sin embargo, hoy en día el desarrollo de las vacunas basadas en ARN mensajero está revolucionando también el campo. Es decir, el concepto de vacunas en cáncer ha sido siempre muy débil y muy limitado. Ha habido esfuerzos, pero los resultados no han sido satisfactorios. Y todo radica también en parte porque desconocíamos la naturaleza de los antígenos en el cáncer. Ha habido avances significativos en la secuenciación masiva en pacientes con determinados tumores en los que se ha secuenciado el genoma y el ARN de esos tumores, y se ha descubierto que poseen unos antígenos nuevos que no aparecen en las células normales. Eso ha dado la posibilidad de sintetizar rápidamente por ARN mensajero varios de estos neoantígenos y administrarlos de forma personalizada a esas personas con ese tipo de tumor, y ver que los resultados han sido bastante satisfactorios.

Ahora lo que falta es que esa tecnología se vaya adaptando mejor a esa necesidad y que disponga de mayor efectividad a la hora de producir respuestas inmunológicas, algo que va en consonancia con conocer los antígenos tumorales. Luego ahí, tenemos un campo muy grande que la medicina va a tomar para sí misma porque es fundamental y podremos tratar de controlar tumores a través de vacunación.

"Tenemos un campo muy grande que la medicina va a tomar para sí misma porque es fundamental y podremos tratar de controlar tumores a través de vacunación".

¿Qué reflexión como científico hace de lo ocurrido con esta pandemia?

Lo fundamental es que ha ocurrido a nivel global y esto ha evidenciado que todos los países debemos actuar de forma coordinada. Es un ejemplo de que todos estamos expuestos como se ha demostrado, y que todos tenemos que actuar conjuntamente.

En segundo lugar, ha puesto también en perspectiva la colaboración público-privada. Todo esto se inicia con financiación puramente pública y eso ha llevado a que progresivamente, a medida que desarrollas un producto, lógicamente debe haber empresas que lo produzcan. Por ello, ha establecido un binomio de la colaboración público-privada que es fundamental para cualquier desarrollo. Tenemos que ayudarnos mutuamente unos a otros.

Luego, ha supuesto que la sociedad ha visto que la ciencia está para ayudar y los científicos no somos elementos extraños. Somos como cualquier otro ciudadano pero con unos compromisos sociales y entre esos compromisos se encuentra usar la ciencia para el desarrollo de vacunas. Eso es lo que hemos hecho en laboratorios españoles, entre ellos en mi propio laboratorio donde al mismo tiempo que Pfizer, Moderna y todos los demás, nos pusimos a trabajar a partir de principios de enero cuando se publicó la secuencia completa del genoma del coronavirus y todos teníamos ya la tecnología, cada uno de forma diferenciada, y eso nos permitió avanzar rápidamente.

"Todos estamos en el mismo barco y que estar unidos es mucho mejor. Debemos protegernos unos a otros".

No obstante, ha sido necesaria una financiación potente porque eso es lo que ha permitido el desarrollo de vacunas. Aquí, en España, nos falta todavía ese empuje fuerte hacia la ciencia y la investigación como soporte para el desarrollo científico y tecnológico del país. Está demostrado que todo funciona si hay una financiación y unos apoyos por parte de los distintos gobiernos y de la propia sociedad. De hecho, la sociedad española ha contribuido de forma desinteresada a través de donaciones y ha sido muy de agradecer. Lo cierto es que la sociedad española siempre ha sido muy generosa, pero en ciencia le faltaba ese empuje y esa información. Ese nuevo conocimiento lo hemos visto también desde donaciones al CSIC y a los propios grupos científicos, lo que nos ha permitido evolucionar con más celeridad.

En conjunto, la pandemia nos ha facilitado ver que un medicamento como las vacunas supone algo tremendamente eficaz y nos previene frente a enfermedades y fallecimientos. Ha sido triste ver cómo la gente se ha ido muriendo por no querer vacunarse. Todo esto es lo que hemos aprendido en líneas generales de esta pandemia: que todos estamos en el mismo barco y que estar unidos es mucho mejor. Debemos protegernos unos a otros."




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

de ,

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market