Miércoles, 12 de junio de 2024

Farmacia9 de enero, 2023

Todo lo que necesitas saber sobre el melasma, una patología cutánea no solo exclusiva del verano

Cómo eliminar el melasma. Mujer joven con melasma.

Aparece más frecuentemente entre los 20 y 30 años, siendo casi exclusivo en mujeres de mediana edad (90%).

Pharma Market

El melasma es una problema cutáneo que no solo es característico del verano, por lo cada vez se suelen producir más consultas sobre este tema a los profesionales sanitarios. Se trata de una patología de la piel englobada en el grupo de hiperpigmentaciones o melanosis adquiridas, tal y como explica la doctora Estefanía Arredondo, directora médica del laboratorio Olyan farma. Su prevalencia es desconocida, pero puede afectar al 1% o al 50% de la población en regiones de alto riesgo.

Aparece más frecuentemente entre los 20 y 30 años, siendo casi exclusivo en mujeres de mediana edad (90%). Esto tiene una justificación: “Afecta más a mujeres que a hombres, y es más frecuente en la edad fértil, en mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales orales y en mujeres embarazadas, siendo infrecuente durante la menopausia. Los estrógenos juegan un papel en la patogenia del melasma, en donde hay una expresión aumentada de receptores a los que se une, induciendo la producción de melanina. En la menopausia descienden los niveles de estrógenos, por ello es más infrecuente”, asegura Arredondo.

El fototipo también influye pues afecta de manera predominante a mujeres con fototipos de piel alto III- IV de origen hispánico y asiático.

“Afecta más a mujeres que a hombres, y es más frecuente en la edad fértil, en mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales orales y en mujeres embarazadas, siendo infrecuente durante la menopausia".

Mecanismo de producción

“La patogenia del melasma es compleja, resultante de una interacción entre los queratinocitos, los mastocitos, anormalidades en la regulación genética, aumento de vascularización y rotura de la membrana basal. Existe cierta predisposición genética, sobre todo en los fototipos altos IV- VI”, indica la doctora.

Se relaciona con la exposición a la radiación UV y luz visible, que generan la producción de radicales libres de oxígeno que influye en la producción de melanina (melanogénesis) por medio de los queratinocitos, los fibroblastos, el factor de células madre, y tiene una influencia hormonal de estrógenos y progestágenos.

La manifestación de estas manchas se caracteriza por la aparición de máculas y parches bilaterales y simétricos, marrones, grises o azulados, irregulares, en zonas expuestas al sol (sobre todo en la cara, aunque también puede aparecer en el cuello, la región esternal y los antebrazos).

De hecho, hay tres tipos de melasma según dónde aparecen:

  1. Centrofacial (frente, nariz y labio superior), siendo el más frecuente de todos (66%).
  2. Malar (mejillas y nariz), afectando al 20%. Esta afectación es más frecuente en hombres.
  3. Mandibular (barbilla y mentón), afecta al 15%. Esta afectación es típica de personas mayores, en relación con el daño solar acumulado.

El diagnóstico es clínico, aunque como ayuda se puede utilizar la luz de Wood (determina la extensión, aunque no es útil en los fototipos V y VI) y la dermatoscopia (permite conocer la profundidad del pigmento). Otras técnicas que se pueden utilizar son la microscopía de reflectancia confocal y el mexameter score.

Tratamientos

En cuanto a los tratamientos está el preventivo y  el tratamiento despigmentante (tópico, oral, procedimientos o terapias físicas). Las opciones tópicas son orincipalmente la hidroquinona, los corticoides y los retinoides. Además, hay agentes tópicos naturales como la niacinamida, el ácido ascórbico, el ácido kójico y el ácido azelaico, la Bellis perennis, la Lignina peroxidasa, la alfa arbutina y la soja; y agentes tópicos sintéticos como el ácido tranexámico, el 4-n- butilresorcinol, la flutamida y el tiamidol.

El tratamiento oral, siempre supervisado por un médico, se realiza cuando el tratamiento tópico no ha dado resultados significativos, y dependiendo de la evaluación del dermatólogo tendrá una duración y una dosificación determinada.

Las terapias físicas son las siguientes:

  • Peeling químico con ácido glicólico, ácido salicílico o ácido tricloroacético. Se puede preparar la piel con agentes tópicos despigmentantes desde cuatro semanas antes del procedimiento.
  • Microneedling o mesoterapia con inyección de fármacos tópicos.
  • Microdermoabrasión a través de puntas de diamante y agua.
  • Láser, reservado de tercera línea en casos que no respondan, y combinados con tratamientos tópicos. Los más utilizados son el IPL y láser no ablativo como el Q- Switched (QSRL o QNd- YAG).

En lo referente a la posibilidad de prevenirlo, la doctora explica que la prevención resulta clave  frente a la exposición solar mediante fotoprotección diaria, tanto en verano como en invierno, constante y permanente con SPF 50+, con un mínimo de protección UVA 28.

La prevención resulta clave  frente a la exposición solar mediante fotoprotección diaria, tanto en verano como en invierno, constante y permanente con SPF 50+, con un mínimo de protección UVA 28.

También es importante que incluya protectores contra luz visible como el dióxido de titanio o el óxido de zinc, junto con óxido de hierro para unificar el tono de la piel. Además, protectores físicos como sombrero, gafas y sombrilla.  




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market