Viernes, 12 de agosto de 2022

I+D24 de agosto, 2021

Solo un 35% de los adultos con enfermedades reumáticas llega al mínimo de ejercicio físico que recomienda la OMS

Campaña #Reumafitl Practicar deporte de forma moderada puede prevenir algunas enfermedades reumáticas

La Sociedad Española de Reumatología promueve la campaña Reumafit en colaboración con MSD, para evitar el sedentarismo.

Sociedad Española de Reumatología

Solo 1 de cada 3 personas con enfermedades reumáticas alcanzan los mínimos de actividad física recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este dato contrasta con lo marizado por algunos expertos y es que si el ejercicio físico se practica habitualmente, de forma moderada, sin sobrepasar límites, puede tener un efecto antiinflamatorio en el caso de las enfermedades reumáticas, que aunque son muy diferentes entre sí poseen síntomas similares como rigidez, inflamación, dolor, etc. Así lo aclara la doctora Raquel Almodóvar, reumatóloga del Hospital Universitario Fundación Alcorcón y una de las coordinadoras del proyecto Reumafit, desarrollado por la SER y la compañía biofarmacéutica MSD.

La reumatóloga insiste en que es muy importante que la práctica deportiva esté adaptada al estadio evolutivo de cada enfermedad, así como a las capacidades y los gustos de cada paciente. Todo ello, va a contribuir a que se mantenga este hábito saludable y que, por tanto, los pacientes noten una mejora en su calidad de vida al tornarla más activa.

“Se estima que sólo un 35% de los pacientes adultos con enfermedades reumáticas alcanzan los mínimos de actividad física recomendados por la OMS. Además, cuando prescribimos ejercicio de forma habitual, la adherencia suele ser baja”, alerta la doctora Almodóvar.

¿Cómo debe ser el ejercicio en las enfermedades reumáticas?

Durante las fases iniciales de las enfermedades reumáticas, las recomendaciones para la práctica de ejercicio son las mismas que para la población general. Solo sería necesario realizar algunas adaptaciones en función de las características del cuadro clínico y del nivel previo de actividad física.

“Lo ideal siempre sería una combinación de ejercicios aeróbicos y ejercicios de fortalecimiento de los grandes grupos musculares”, tal y como matiza el doctor Mariano Flórez, que también integra el grupo de coordinadores de Reumafit y es jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (Madrid).

Al mismo tiempo, el doctor Flórez recalca que a la hora de practicar ejercicio resulta fundamental estar bien hidratado, utilizar ropa y calzado adecuados, y evitar las horas de más calor. “En el caso de los pacientes con enfermedades reumáticas, lo más recomendable es realizar un ejercicio de intensidad moderada la mayor parte de los días de la semana, que puede ir aumentando o no en función de la tolerancia y que deberá modificarse en caso de brote de dolor o hinchazón de las articulaciones”, señala el especialista.

En los pacientes con estados más avanzados, la práctica de ejercicio tiene que estar mucho más controlada y dirigida en función del cuadro clínico de cada persona.

En los pacientes con estados más avanzados, la práctica de ejercicio tiene que estar mucho más controlada y dirigida en función del cuadro clínico de cada persona. “Por poner algún ejemplo, en las fases avanzadas de la artrosis, la espondiloartritis, la artritis psoriásica y la artritis reumatoide se recomienda realizar ejercicios de bajo impacto y evitar los de alto impacto. Sin embargo, en personas con osteoporosis sin fracturas y con buena forma física son útiles los ejercicios de alto impacto. En osteoporosis con fracturas o limitaciones de movilidad están contraindicados los ejercicios de alto impacto y el objetivo principal es mejorar el equilibrio y aumentar la fuerza para disminuir el riesgo de caídas”, concreta el doctor Mariano Flórez.

Por otra parte, la doctora Almodóvar recuerda que hacer deporte de manera regular puede prevenir algunas enfermedades reumáticas, como la osteoporosis. “Una persona con buena forma física debería hacer ejercicios que tienen mayor capacidad osteogénica, es decir, que contribuyen a la formación del hueso. Se trata de ejercicios aeróbicos de alto impacto, como correr o cualquier deporte que implique saltar y los ejercicios de fortalecimiento de alta intensidad de la musculatura que rodea las zonas del cuerpo con mayor riesgo de fractura por la osteoporosis (columna dorsal y lumbar, caderas y muñecas). De hecho, este tipo de ejercicios ya empiezan a tener efecto preventivo si se realizan durante la infancia y la adolescencia”.

Objetivos del reto #Reumafit

Reumafit es una campaña de la Sociedad Española de Reumatología, que cuenta con la colaboración de la compañía biofarmacéutica MSD, y de las asociaciones de pacientes: Conartritis, CEADE y Acción Psoriasis.

El reto #ReumaFIT se ha puesto en marcha a través de las redes sociales para poner de manifiesto la importancia de realizar actividad física y ejercicio frecuente en los pacientes con enfermedades reumáticas y acabar con el sedentarismo, un problema que se ha agravado por las circunstancias de la pandemia de la COVID-19.

Con este hashtag se pretende compartir información sobre los beneficios que tiene el ejercicio en las personas con enfermedades reumáticas, así como fotografías y mensajes de ánimo para aquellos que deciden dar el paso y emprender una vida más activa.




Puedes seguirnos

Publicidad
patrocinador seccion actualidad

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market