Miércoles, 12 de junio de 2024

I+D15 de junio, 2023

Un estudio demuestra que la estrategia ‘directo a sala’ reduce el coste de la atención del paciente con ictus

atención del paciente con ictus Sala de angiografía con equipo de Philips.

El ensayo clínico Angiocat demuestra que llevar a los pacientes a la sala de angiografía mejora los resultados clínicos.

Phillips

Philips, líder mundial en tecnología sanitaria, ha anunciado recientemente la publicación en la revista Journal of NeuroInterventional Surgery (JNIS) de los resultados de un análisis económico que muestra que el innovador enfoque "directo a sala" reduce los costes de la atención del ictus en una media de 2.848 euros (3.120 dólares) por paciente. El análisis retrospectivo se basó en los datos del ensayo clínico controlado unicéntrico Angiocat, llevado a cabo por la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona. Los resultados anteriores de este estudio ya demostraron que la aproximación "directo a sala" mejora los resultados clínicos de los pacientes que han sufrido un ictus.

“El ensayo clínico Angiocat ya ha demostrado que trasladar a los pacientes con ictus directamente a la sala de angiografía mejora los resultados clínicos. Ahora, este análisis económico nos dice que también podemos reducir significativamente los costes de la atención”, ha declarado el doctor Manuel Requena, neurólogo especialista en ictus y neurólogo intervencionista del Hospital Universitario Vall d'Hebron. “Esto indica que la inversión inicial en un flujo de trabajo directo a la sala de angiografía se traduce en un rápido retorno de la inversión para los proveedores de atención sanitaria”.

“El ensayo clínico Angiocat ya ha demostrado que trasladar a los pacientes con ictus directamente a la sala de angiografía mejora los resultados clínicos".

Innovación en la atención del ictus

Tras el triaje inicial en la sala de urgencias, la vía tradicional de atención a pacientes con ictus pasa por enviar al paciente al servicio de radiología para realizar un diagnóstico por tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética. Estas exploraciones requieren tiempo, que se puede ver incrementado por fallos en la comunicación entre profesionales o dificultades de acceso a expertos. Para las unidades de ictus, una alternativa más rápida es contar con una sala de angiografía en funcionamiento permanente a la que se pueda transferir a los pacientes inmediatamente después de su ingreso.

"Este análisis económico nos dice que también podemos reducir significativamente los costes de la atención”.

Mediante el uso de la tecnología de tomografía computarizada de haz cónico (CBCT, por sus siglas en inglés), como la integrada en el sistema Azurion de terapia guiada por imágenes de Philips, los clínicos pueden realizar un diagnóstico e intervenir el ictus en el mismo lugar, ahorrando de esta forma un tiempo muy valioso. El análisis de coste efectividad indica, además, que se puede lograr un retorno de la inversión en una sala de angiografía dedicada a pacientes con ictus en solo unos pocos años.

Tomografía computarizada de haz cónico

La estrategia "directo a sala" de Philips se basa en el uso de exámenes mediante tomografía computarizada de haz cónico (CBCT, por sus siglas en inglés) realizados directamente en la sala de angiografía. Esta tecnología utiliza un haz de rayos X de forma cónica y un detector de pantalla plana montado en un arco en C similar al usado habitualmente en las salas de angiografía. Esto permite capturar múltiples imágenes desde diferentes ángulos para reconstruir un modelo 3D del cerebro del paciente.

Esto permite capturar múltiples imágenes desde diferentes ángulos para reconstruir un modelo 3D del cerebro del paciente.

Gracias a los avances tecnológicos, Philips ha mejorado la precisión del diagnóstico mediante CBCT desde un 32% hasta el 93% en unos pocos años. Con esta tecnología se pueden descartar hematomas intracraneales e identificar oclusiones de grandes vasos sanguíneos, que son responsables de entre una cuarta parte y la mitad de los accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos. Los pacientes diagnosticados con una oclusión de vaso grande pueden ser operados inmediatamente mediante un procedimiento mínimamente invasivo conocido como trombectomía para desbloquear la arteria que está causando el ictus.

Menor coste y mejores resultados clínicos

Diferentes ensayos unicéntricos han demostrado el impacto positivo de la aproximación "directo a sala" sobre los resultados clínicos, lo que ha motivado a muchas unidades de ictus a adoptarlo. Actualmente varios centros médicos, incluido el Hospital Universitari Vall d’Hebron, participan en un amplio ensayo clínico multicéntrico y randomizado, denominado WE-Trust (Workflow Optimization to Reduce Time to Endovascular Reperfusion for Ultra-fast Stroke Treatment) cuyo objetivo es confirmar el beneficio para los pacientes de la estrategia "directo a angio".

Actualmente varios centros médicos, incluido el Hospital Universitari Vall d’Hebron, participan en un amplio ensayo clínico multicéntrico y randomizado.

Las propuestas de Philips en ictus incluyen soluciones para el seguimiento y comunicación de pacientes en ambulancias, evaluación a distancia, análisis y diagnóstico por imagen, terapia guiada por imágenes, y monitorización y evaluación neurológica, entre otras. Sus soluciones de terapia guiada por imágenes se basan en la plataforma Azurion.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market