Sabado, 19 de junio de 2021

Opinión5 de junio, 2021

Avances en reproducción asistida

Dr. Pedro Royo, ginecólogo de IVI Pamplona.

Dr. Pedro Royo, ginecólogo de IVI Pamplona.

IVI

El rápido ritmo de crecimiento en ciencia y tecnología ha cambiado -en poco más de diez años- la forma en la que actualmente entendemos la evaluación y tratamiento de la infertilidad. Uno de los cambios más relevantes procede de la genética reproductiva. El cribado de mutaciones en los progenitores, para enfermedades graves o mortales, así como el diagnóstico preimplantacional de estas, ha cambiado la práctica médica a través del asesoramiento genético especializado.

El futuro próximo apunta hacia nuevos avances en el campo del diagnóstico preimplantacional no invasivo, es decir, la obtención de información genética del embrión sin ser biopsiado físicamente. En el campo de la investigación actual en genética reproductiva existen también otros avances, aunque mucho más controvertidos y técnicamente lejanos de la realidad clínica actual, que apuntan hacia la edición genética como método de corrección de enfermedades en fase embrionaria. En lo relativo al estudio de la biología embrionaria, la alta calidad técnica de los laboratorios de fecundación in vitro ha demostrado ser una de las claves actuales para la optimización de los resultados gestacionales.

La incorporación de algoritmos de inteligencia artificial a los incubadores time-lapse ha mejorado la identificación de aquellos embriones con mayor probabilidad de implantación.

Las actuales técnicas de vitrificación de ovocitos han supuesto una revolución en la forma de entender y proceder en reproducción, permitiendo un amplio desarrollo de los programas de preservación fertilidad, tanto en el caso de pacientes sanas como por otros motivos (endometriosis, enfermedades oncológicas u otras). Por otra parte, las actuales técnicas de vitrificación embrionaria permiten evitar los casos de síndrome de hiperestimulación ovárica grave, al poder diferir la transferencia embrionaria.

Posteriormente y mediante la aplicación de test genéticos para el estudio de la receptividad endometrial, así como con el control de los niveles de progesterona sérica (durante el proceso diferido de transferencia embrionaria) podemos mejorar también las tasas de implantación embrionaria. Asimismo, la transferencia de embrión único ya es referente actual en seguridad para las pacientes, minimizando los demostrados riesgos derivados de las gestaciones múltiples, aportando una clara reducción de la prematuridad.

Por otro lado, las actuales técnicas de selección de gametos masculinos para fecundación in vitro apuntan también prometedoramente hacia una mejora de los resultados gestacionales.  

La asistencia médica en reproducción también está sometida a un reto de mejora permanente, y se ha demostrado que la personalización es uno de sus grandes fuertes. Cada vez, pacientes de mayor edad y complejidad ligada a diferentes enfermedades y a malos resultados reproductivos previos desean tener descendencia, y solamente bajo el prisma de una orientación médica y evidencia científica adecuadas, podemos ayudar a cumplir su sueño. Para ello, disponemos de evidencias y herramientas que permiten realizar diagnósticos cada vez más precoces, hecho clave en patologías como la endometriosis, la adenomiosis o las anomalías mullerianas.

Técnicas muy accesibles actualmente como la ecografía tridimensional permiten afinar estos diagnósticos y adelantarnos a su evolución natural. Asimismo, la ecografía nos permite de manera sencilla guiar técnicas terapéuticas mínimamente invasivas, como la ablación de miomas por radiofrecuencia, al alza por su carácter ambulatorio y con excelentes resultados reproductivos posteriores.  

La medicina regenerativa también comienza a abrirse paso en la medicina reproductiva. Situaciones como el fallo ovárico precoz (disminución del tejido productor de óvulos de manera prematura) o el endometrio refractario (con ausencia de crecimiento, dificultando los procesos de implantación embrionaria) podrían tener un mejor pronóstico reproductivo tras la reciente aparición de técnicas de inyección de factores plasmáticos de crecimiento (derivados de las plaquetas de la propia paciente) posteriormente a ser inyectados en el ovario y en el endometrio, respectivamente.

Actualmente existen estudios en curso para la evaluación de estas técnicas, cuyos resultados iniciales parecen alentadores.  

La situación mundial de aislamiento derivada de la pandemia nos ha permitido valorar mucho más intensamente la comunicación con las personas. De la mano de la videoconferencia estamos en contacto entre pacientes y equipo médico de manera habitual. Los avances en telemedicina se suman sin cesar a la práctica médica habitual, también en la medicina reproductiva, cuyo valor añadido responde en clave de comodidad, accesibilidad y sobre todo, en pro de una humanización insustituible y más necesaria ahora que nunca.  




Puedes seguirnos

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market