Lunes, 26 de septiembre de 2022

I+D15 de agosto, 2022

La prevención de la salud respiratoria pasa por acelerar la transición del tráfico rodado diésel al eléctrico, según el último informe de la EPHA

Separ y informe de la EPHA. El transporte por carretera es una de las principales fuentes de emisiones de gases nocivos para el medio ambiente.

La EPHA recomienda la adopción de medidas no técnicas como la movilidad no motorizada, promoviendo hábitos como caminar.

SEPAR

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) urge a acelerar el proceso de transición del tráfico rodado, de los vehículos de combustible fósil (diésel) hacia los vehículos de emisiones cero (totalmente eléctricos), porque este es el escenario más efectivo para reducir el impacto de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y de partículas finas (PM) que genera y que son dañinas para el medio ambiente y para la salud de las personas, según las principales conclusiones del nuevo informe de la Alianza Europea de Salud Pública (EPHA, por sus siglas en inglés), titulado Opciones de combustible y transmisión para el transporte por carretera. Impacto en la contaminación del aire y costes externos.

Reemplazo de vehículos de diésel por los eléctricos 

Separ hace este llamamiento porque, si bien el Parlamento Europeo votó el pasado 8 de junio que los vehículos propulsados por diésel no puedan venderse a partir de 2035, es muy importante acelerar la transición hacia los vehículos eléctricos y motivar los hábitos saludables, a tenor de las conclusiones del nuevo informe que la EPHA ha hecho público.

"La sustitución de los vehículos diésel por vehículos eléctricos, permitirá salvar vidas".

Este escenario de reemplazo total de la flota de vehículos de diésel por los eléctricos produciría un ahorro de 9.000 millones de euros anuales a los 27 países miembros de la Unión Europea (UE), que ahora están soportando un gasto cifrado en 45.000 millones de euros anuales, generado por las emisiones de los contaminantes NOx y PM juntos. Ambos son los mayores causantes de la contaminación del aire, junto al dióxido de carbono. Y España es uno de los países que más contribuye con las emisiones de Nox y PM del continente europeo, junto con Bulgaria, Francia, Polonia, Eslovenia y Hungría, según pone de manifiesto el informe de la EPHA.

"Es necesario ser consciente del efecto que la exposición a la contaminación del aire causa en la salud".

El transporte por carretera es una de las principales fuentes de emisiones de gases nocivos para el medio ambiente, la salud humana y, por ende, para las empresas. Los países con un parque de vehículos más viejos sufren mayores emisiones y, por tanto, deben asumir más costes sanitarios y económicos. "Es necesario ser consciente del efecto que la exposición a la contaminación del aire causa en la salud. Este efecto perjudicial es más importante en los enfermos respiratorios y con padecimientos cardiovasculares, en los ancianos, los niños e incluso afecta a los recién nacidos de mujeres que han tenido exposiciones sostenidas. La sustitución de los vehículos diésel por vehículos eléctricos, permitirá salvar vidas", comenta la doctora Cristina Martínez, neumóloga y coordinadora del Área de Medio Ambiente de Separ.

Costes sanitarios y económicos asociados a las emisiones

En los países de la UE, en 2019, las partículas finas (PM2.5) causaron 307.000 muertes prematuras, el NO2 causó 40.400 muertos y el ozono tóxico (O3), 16.800 muertos. Los motores de combustión interna son una fuente importante de estos tres contaminantes. En comparación, el año siguiente un número similar de personas, 394.801, perdieron la vida a causa de la COVID-19 en la UE.

Los motores de combustión interna son una fuente importante de estos tres contaminantes.

En 2030 se estima que el diésel será el responsable de las tres cuartas partes de los costos de las emisiones de los vehículos de carretera. El nuevo informe de la EPHA incide en que la sustitución de los vehículos diésel por vehículos eléctricos sería “el escenario más efectivo para reducir las emisiones de NOx y PM (tanto del tanque a la rueda como del pozo a la rueda”, entre siete escenarios distintos que el informe contempla para reducir el impacto de las emisiones.

El informe expone que se contemplan otros escenarios para reducir estas emisiones, pero que son menos efectivos.

El informe expone que se contemplan otros escenarios para reducir estas emisiones, pero que son menos efectivos. Las emisiones de NOx del tanque a la rueda también pueden reducirse reemplazando los vehículos diésel por vehículos híbridos enchufables o vehículos que funcionan con gas natural (ya sea GNC o GNL), pero las emisiones de PM, del tanque a la rueda, se reducen mucho menos con CNG y LNG. Las emisiones de PM también se reducirían reemplazando los vehículos diésel más antiguos por los vehículos más nuevos estándar Euro 6 y Euro VI o vehículos híbridos enchufables.

En los últimos años se han planteado sustitutos renovables de la gasolina, que emiten menos emisiones y que, por lo tanto, son menos contaminantes.

La gasolina y el diésel son combustibles fósiles y no renovables. En los últimos años se han planteado sustitutos renovables de la gasolina, que emiten menos emisiones y que, por lo tanto, son menos contaminantes. Respecto a estas alternativas, el informe de la EPHA expone que este escenario también es menos efectivo, porque el gas licuado de petróleo (GLP), el etanol (EBS) y el aceite vegetal o hidrotratado (HVO) para reducir las emisiones de NOx y PM del pozo al tanque son limitadas e incluso conducen a un aumento de las emisiones del pozo a la rueda para los dos últimos.

Medidas no técnicas: andar e ir en bicicleta

El informe plantea que también se pueden hacer reducciones adicionales en los costos externos con intervenciones políticas no técnicas, como promover la movilidad activa, invitando a caminar y a ir en bicicleta, hábitos que conducen a menos movimientos motorizados. Al respecto, el informe remarca que es muy probable que estas medidas “conduzcan a reducciones aún mayores en los costos externos del transporte por carretera si esto conduce a menos tráfico, accidentes y menos congestión”.

"No se trata de la salud del futuro, tenemos que ser conscientes que estamos hablando de la salud del presente y de la salud de todos".

Para la doctora Martínez, "la estrategia debería ser conjunta y clara: lo que es en apariencia una inversión para los países, traerá grandes beneficios de salud. Queremos que en Europa las personas vivan más y mejor y para ello es imprescindible que juntos, los especialistas sanitarios, los gobiernos y la sociedad en general, nos comprometamos sin dilación en el cuidado de nuestra salud y el medio ambiente. Sería muy relevante implementar la sustitución de la forma más rápida posible de los vehículos diésel por eléctricos, cero emisiones". Por último, añade: "También es importantísimo promover hábitos de vida saludables, como caminar, utilizar bicicleta, y transporte público. No se trata de la salud del futuro, tenemos que ser conscientes que estamos hablando de la salud del presente y de la salud de todos".




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market