Domingo, 03 de julio de 2022

I+D29 de marzo, 2022

Niños y adolescentes presentan más trastornos de la conducta alimentaria a consecuencia de la pandemia

Trastornos de conducta alimentaria en adolescentes. Las redes sociales están influyendo de forma notable entre los más jóvenes y su alimentación.

En los 1.000 primeros días de vida, una nutrición adecuada es decisiva para prevenir enfermedades, según la AEPap.

Pharma Market

El 18º Congreso de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), se desarrolló en Madrid, del 24 al 26 de marzo, y entre los aspectos que abordaron destacó el aumento de los casos de trastornos de la conducta alimentaria en determinados grupos poblacionales. De hecho, ““en los últimos años se ha producido un aumento de los niños y adolescentes con TCA, sobre todo a raíz del confinamiento y la pandemia de COVID-19”, tal y como aseguraron las doctoras Eva Escribano y Raquel Jiménez, pediatra responsable de la Unidad de Adolescentes y jefa de sección de Pediatría en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, respectivamente.

Factores desencadenantes

Las dos expertas indicaron que existen algunos factores, que pueden actuar como “desencadenantes”, como son “comentarios negativos acerca del físico o cambios vitales importantes (separación de los padres, estudios en el extranjero, situaciones de acoso, experiencia sexual no deseada, pubertad, etc)”.

Existen algunos factores, que pueden actuar como “desencadenantes”, como son “comentarios negativos acerca del físico o cambios vitales importantes (separación de los padres, estudios en el extranjero, situaciones de acoso, experiencia sexual no deseada, pubertad, etc)”.

Asimismo, las redes sociales están influyendo de manera notable entre los más jóvenes. Según una revisión de estudios realizada por la Universidad Oberta de Catalunya y Ciencias de la Salud del Hub Salud sin bulos, “el uso de Instagram incrementa el riesgo de padecer Trastornos de Conducta Alimentaria”. En este sentido, la doctora Escribano y la doctora Jiménez comentaron que las redes sociales pueden influir “tanto por la exigencia que muestran de un estándar de belleza inalcanzable, como por la exposición a redes ‘proanorexia’ o ‘probulimia’”. Es por eso que “los padres tienen que hablar con sus hijos acerca de los contenidos en redes, de los riesgos que suponen y limitar el tiempo de exposición a las mismas, fomentando las relaciones interpersonales directas”.

"Los padres tienen que hablar con sus hijos acerca de los contenidos en redes, de los riesgos que suponen y limitar el tiempo de exposición a las mismas, fomentando las relaciones interpersonales directas”.

“Los pediatras de Atención Primaria juegan un papel crucial en la identificación precoz de los TCA”, aseguraron ambas profesionales. “Se encuentran en un lugar privilegiado para la detección precoz y seguimiento de los signos de alarma, lo que le permite intervenir en los primeros estadios del trastorno de alimentación”. Sin embargo, no son los únicos profesionales sanitarios que intervienen en estos casos: “como mínimo debe incluir un profesional de salud mental que pueda brindar un tratamiento terapéutico específico”, matizaron.

“Es necesario mejorar la comunicación entre los distintos niveles asistenciales y la posibilidad de acceso a los dispositivos de salud mental (especialmente a nivel de los centros de salud mental de área)".

En cuanto al papel del Servicio Nacional de Salud para la detección y tratamiento de los TCA, Raquel Jiménez y Eva Escribano afirmaron que “es necesario mejorar la comunicación entre los distintos niveles asistenciales y la posibilidad de acceso a los dispositivos de salud mental (especialmente a nivel de los centros de salud mental de área). También señalan como crucial el “facilitar una intervención precoz y continuada del paciente por parte de los profesionales de salud mental; reforzar la formación de los pediatras para el abordaje de estos trastornos; y el desarrollo de más programas de prevención dirigidos a niños y adolescentes”.

Educación nutricional: la clave

“Hacer dieta es el factor predisponente más importante, tanto más cuanto mayor sea su duración e intensidad”, indicaron las dos expertas, la referirse a los factores que influyen en el desarrollo de los TCA. “Para llegar a una alimentación saludable en nuestra población infantil y adolescente es fundamental ofrecer una dieta variada diaria, con un aporte energético adecuado a su edad y a su actividad física”, añadieron Marta Castell del Centro de Salud Campanar (Valencia) y la doctora Mª Socorro Hoyos, del Centro de Salud zona 7-Feria (Albacete).

"Es importante transmitir la importancia de realizar 4-5 comidas al día, de cantidad adecuada a la edad del menor, así como realizar actividad física diaria y reducir el tiempo de pantallas y actividad sedentaria". 

“Desde las consultas de pediatría de Atención Primaria es importante transmitir la importancia de realizar 4-5 comidas al día, de cantidad adecuada a la edad del menor, así como realizar actividad física diaria y reducir el tiempo de pantallas y actividad sedentaria. Todo ello no solo va a contribuir a una nutrición sana en la infancia, sino que tendrá un impacto muy importante sobre la salud de los futuros adultos”.

Según las pediatras de ambos centros de salud, “se ha visto que, durante los 1.000 primeros días de vida una nutrición adecuada es clave para la salud y la prevención de enfermedades a lo largo de nuestra vida”. Es más, ejerce “un papel decisivo frente la prevención de las conocidas enfermedades no transmisibles (ENT), como el cáncer, obesidad, riesgo cardiovascular, enfermedades pulmonares crónicas y osteoporosis o alergias. Además, en este periodo se produce el desarrollo de la microbiota intestinal,  cuyo desequilibrio puede aumentar el riesgo del desarrollo de ciertas ENT como las alergias, la enfermedad inflamatoria intestinal o la obesidad, entre otros.

"Las autoridades deberían elaborar políticas que garanticen el acceso a una nutrición correcta en calidad y cantidad durante la infancia, así como regular de manera más estricta la publicidad de alimentos poco saludables”.

Por todo ello, una de las medidas propuestas en este encuentro es la elaboración de programas educativos para padres y educadores que se basen en la alimentación respetuosa con el niño y la promoción de alimentos frescos, de temporada y proximidad, y en el entorno de la mesa familiar. “Las autoridades deberían elaborar políticas que garanticen el acceso a una nutrición correcta en calidad y cantidad durante la infancia, así como regular de manera más estricta la publicidad de alimentos poco saludables”.

Aumento de las alergias LTP

Otro de los aspectos abordado durante esta reunión fue el de la alergia a las proteínas transportadoras de lípidos (LTP). Hay que tener en cuenta que actualmente es uno de los principales motivos de alergia alimentaria en países del área mediterránea como España o Italia y es la causa más frecuente de anafilaxia de origen alimentario en población adulta.

“Las LTP son una familia de proteínas ampliamente distribuida en todo el reino vegetal, presentes tanto en alimentos (fundamentalmente frutas rosáceas y frutos secos) como en pólenes (platanero, artemisia…)”, explicó Yolanda Aliaga Mazas, facultativo especialista de Pediatría Hospital Miguel Servet Zaragoza.

En los últimos años se está observando un aumento del porcentaje de pacientes que consultan por reacciones con alimentos vegetales, en concreto frutas y frutos secos.

En los últimos años se está observando un aumento del porcentaje de pacientes que consultan por reacciones con alimentos vegetales, en concreto frutas y frutos secos. Si comparamos el estudio Alergológica 2015 (estudio epidemiológico multicéntrico realizado en nuestro país) con ediciones anteriores, vemos cómo las frutas han pasado de representar un 30% (Alergológica 1995) a un 44,7% (Alergológica 2015) de los alimentos implicados en reacciones alérgicas. En muchos de estos casos las LTP son las responsables de esta alergia alimentaria.

El diagnóstico alergológico ha mejorado notablemente en los últimos años gracias al diagnóstico molecular o por componentes.

Para la doctora Aliaga, el aspecto positivo es que el diagnóstico alergológico ha mejorado notablemente en los últimos años gracias al diagnóstico molecular o por componentes. “Éste nos permite conocer el perfil de sensibilización exacto de un paciente, conociendo las proteínas responsables de su alergia, lo cual es de gran importancia a la hora de recomendar dietas más o menos restrictivas”.  Además, hoy día se sabe que un paciente que presenta picor bucal con alimentos vegetales debido a una sensibilización a profilinas tiene menos probabilidad de presentar reacciones graves que si la sensibilización es frente a las LTP.

Sin embargo, esta especialista también matizó que son necesarios estudios epidemiológicos que traten de esclarecer no solo los factores que predisponen al desarrollo de alergia a estas proteínas sino también cuál es la historia natural de esta alergia alimentaria, así como estudios amplios y multicéntricos sobre la eficacia y la seguridad de la inmunoterapia sublingual con Pru p3, especialmente en población pediátrica. 




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market