Miércoles, 29 de mayo de 2024

Opinión10 de septiembre, 2023

El farmacéutico como figura de optimización en la calidad asistencial

Francisco Valiente Borrego, socio de la Sociedad Murciana de Calidad Asistencial y Sociedad Española de Calidad Asistencial. SECA.

Francisco Valiente, socio de la Sociedad Murciana de Calidad Asistencial y Sociedad Española de Calidad Asistencial.

En el entorno sanitario y dentro de las diferentes alternativas terapéuticas disponibles, el medicamento es el recurso más utilizado para curar, aliviar los síntomas, prevenir y diagnosticar las enfermedades, mejorar el estado de salud del paciente y/o aumentar su calidad de vida. Tanto es así que la práctica totalidad de los pacientes ingresados en un hospital y una buena parte de los no hospitalizados (ambulantes, externos, crónicos, sociosanitario, etc.) reciben tratamiento farmacológico. Según estudios epidemiológicos realizados en España, el 37,4% de los eventos adversos tienen relación con la medicación en pacientes hospitalizados (estudio Eneas) y el 48% en atención primaria (estudio Apeas).

"De las clásicas tareas logísticas, han pasado primero a la fabricación, acondicionamiento y dispensación de medicamentos, y finalmente a dejar de poner el foco en el medicamento para centrarse en el paciente".

Las funciones de los servicios de farmacia en el ámbito hospitalario han ido evolucionando con los años. De las clásicas tareas logísticas (selección y adquisición de medicamentos, gestión de stocks, etc.), han pasado primero a la fabricación, acondicionamiento y dispensación de medicamentos, y finalmente a dejar de poner el foco en el medicamento para centrarse en el paciente, saliendo de los almacenes para ejercer la farmacia clínica y optimizar la calidad asistencial, entendida como la prestación de una atención segura, efectiva y centrada en el paciente. En este ámbito, el farmacéutico desempeña un rol crucial, contribuyendo a obtener mejores resultados en la salud de los pacientes a los que atendemos (mayor efectividad con el menor número posible de eventos adversos), aumentar su satisfacción y reducir los costes asociados a la atención ineficiente o inadecuada.

"El farmacéutico desempeña un rol crucial, contribuyendo a obtener mejores resultados en la salud de los pacientes a los que atendemos, aumentar su satisfacción y reducir los costes asociados a la atención ineficiente o inadecuada".

La implicación de perfiles farmacéuticos en las estrategias de calidad de las organizaciones sanitarias es uno de los temas más actuales en la labor de estudio y divulgación de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), que a este tema ha dedicado varios artículos de su revista Journal of Healthcare Quality Research y, recientemente, un taller en la última Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria, organizada por SECA, semFYC, Faecap, Sefap, Aepap, Sepeap y el Ministerio de Sanidad.

"La implicación de perfiles farmacéuticos en las estrategias de calidad de las organizaciones sanitarias es uno de los temas más actuales en la labor de estudio y divulgación de la SECA".

No obstante, para que esto se haga realidad es necesario promover una adecuada cultura de calidad en los servicios de farmacia, lo cual implica: formar, capacitar e implicar a sus profesionales en un proceso de mejora continua; implantar protocolos y guías de actuación que garanticen una atención consistente y segura; fomentar la comunicación entre los miembros del equipo multidisciplinar para mejorar la coordinación del cuidado del paciente; realizar auditorías periódicas para identificar áreas de mejora; y, finalmente, involucrar al paciente en la toma de decisiones relacionadas con su tratamiento y fomentar su empoderamiento en el autocuidado.

"Los farmacéuticos, como expertos en el medicamento, nos hemos convertido en un agente indispensable del equipo clínico multidisciplinar y asumimos el compromiso".

Los farmacéuticos, como expertos en el medicamento, nos hemos convertido en un agente indispensable del equipo clínico multidisciplinar y asumimos el compromiso, junto al resto de profesionales, de conseguir que la atención al paciente alcance la excelencia y la mejor relación riesgo-beneficio. Para asegurar la calidad asistencial tenemos que garantizar la efectividad, eficiencia y seguridad del proceso de asistencia farmacoterapéutica del que los farmacéuticos somos claramente protagonistas.

"Para asegurar la calidad asistencial tenemos que garantizar la efectividad, eficiencia y seguridad del proceso de asistencia farmacoterapéutica del que los farmacéuticos somos claramente protagonistas".

El proceso de asistencia farmacoterapéutica trata de afrontar el reto de hacer un uso eficiente de los medicamentos y disminuir los riesgos derivados de su uso. Debe ser considerado como una responsabilidad compartida entre diferentes profesionales, servicios, unidades o especialidades. Por tanto, no debe ser definido desde la perspectiva exclusiva de ninguno de ellos, sino desde el tránsito que realiza el paciente, cliente principal, a través de ellos.

"El proceso de asistencia farmacoterapéutica trata de afrontar el reto de hacer un uso eficiente de los medicamentos y disminuir los riesgos derivados de su uso".

A su vez, este proceso está compuesto por ocho subprocesos de la cadena terapéutica: selección de medicamentos, almacenamiento, prescripción, validación, preparación, dispensación, administración y seguimiento de los resultados en los pacientes. Para su correcto engranaje, todas estas actividades requieren de una buena coordinación y de relaciones interdisciplinares horizontales. Todo ello, además, debe ser dirigido por estrategias bien definidas y consensuadas de forma continuada, a través de un plan de calidad que incluya la asignación y descripción de los responsables de su gestión, cumplimiento y evaluación.

"Debe ser dirigido por estrategias bien definidas y consensuadas de forma continuada, a través de un plan de calidad que incluya la asignación y descripción de los responsables de su gestión, cumplimiento y evaluación".

La complejidad del proceso de la asistencia farmacoterapéutica esta propiciada por factores que tienen que ver principalmente con el medicamento y su uso terapéutico, con los profesionales implicados en el proceso y con el funcionamiento de las organizaciones sanitarias.

"Una buena gestión de la terapia farmacológica puede mejorar significativamente los resultados clínicos y la calidad de vida de los pacientes".

El primer factor de complejidad procede del elevado y creciente número de principios activos y marcas comerciales de medicamentos que componen la oferta de medicamentos en nuestro país, de la alta complejidad y toxicidad asociada a algunos de ellos (por ejemplo, los citostáticos) así como el elevado número de medicamentos prescritos para un mismo paciente (polimedicación). Una buena gestión de la terapia farmacológica puede mejorar significativamente los resultados clínicos y la calidad de vida de los pacientes.

"La diversidad de perfiles profesionales implicados en el proceso obliga a una formación continua y actualizada, y a una adecuada gestión del conocimiento".

Asimismo, la diversidad de perfiles profesionales implicados en el proceso (medicina, farmacia, enfermería, etc.) obliga a una formación continua y actualizada, y a una adecuada gestión del conocimiento.

Y, finalmente, la propia complejidad en el funcionamiento de las organizaciones sanitarias conlleva problemas relacionados con los medicamentos (PRMs), incidencias o errores de medicación (EMs) y reacciones adversas (RAMs) que pueden ocurrir en cualquier parte del proceso farmacoterapéutico. En este ámbito, el desarrollo de una adecuada gestión administrativa, gestión clínica, y por supuesto de una adecuada gestión de la calidad y la seguridad facilita la prevención, detección precoz, tratamiento, análisis y corrección de estos problemas.

"Un adecuado seguimiento y medición de los procesos permite saber en todo momento si los resultados que se están obteniendo están alineados con los objetivos propuestos, y emprender acciones de mejora".

Por todo ello, es fundamental realizar una valoración objetiva de lo que se está haciendo, monitorizando y evaluando la calidad de las actividades que se desarrollan en la asistencia al paciente ya que, por ejemplo, una incorrecta dispensación de medicamentos o la falta de seguimiento farmacoterapéutico pueden tener consecuencias graves para la salud de los pacientes. Un adecuado seguimiento y medición de los procesos permite saber en todo momento si los resultados que se están obteniendo están alineados con los objetivos propuestos, y emprender acciones de mejora.

"El farmacéutico desempeña un papel esencial en la optimización de la calidad asistencial".

Para poder hacerlo, es esencial contar con indicadores adecuados que aporten información sobre el estado del proceso. Entre ellos, podemos citar la incidencia de errores en la dispensación o administración de medicamentos, el porcentaje de adherencia y persistencia al tratamiento, la tasa de reingresos hospitalarios, que puede estar relacionado con el manejo adecuado de la medicación al alta hospitalaria, los tiempos de respuesta en la atención farmacéutica, la calidad de la información que damos al paciente y la satisfacción del paciente. Además, para mejorar el proceso de asistencia farmacoterapéutica cada vez es más importante evaluar la participación activa del paciente, a través del reporte de su experiencia (Patient Reported Experience o PREM) y de sus resultados (Patient-Reported Outcome Measure o Proms).

"Para mejorar el proceso de asistencia farmacoterapéutica cada vez es más importante evaluar la participación activa del paciente, a través del reporte de su experiencia y de sus resultados".

Como conclusión, el farmacéutico desempeña un papel esencial en la optimización de la calidad asistencial. Herramientas como la difusión de una cultura de calidad, la colaboración entre profesionales de la salud, el establecimiento de indicadores de calidad y la participación activa del paciente son fundamentales para garantizar una atención farmacéutica segura y efectiva y, en última instancia, mejorar su salud y su calidad de vida.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market