Viernes, 09 de diciembre de 2022

I+D11 de julio, 2022

El 72% de los españoles visita una farmacia al menos una vez al mes, una cifra que supera la media europea

STADA Health Report 2022 Conferencia de prensa internacional de STADA en Berlín.

El informe STADA Health Report analiza en su cuarta edición qué preocupa a los europeos en materia de salud.

Pharma Market

La compañía farmacéutica alemana STADA presentó el pasado viernes 8 de julio en el AXICA Congress and Conference Center de Berlín (Alemania), su estudio anual STADA Health Report. Durante la conferencia de prensa internacional a la que acudieron medios de comunicación de todo el mundo, entre ellos Pharma Market, se desvelaron datos interesantes sobre la percepción de los europeos en lo referente al estado de su salud personal así como sobre la atención sanitaria incluida la de médicos y farmacéuticos.

Esta edición, que ya es la cuarta, muestra las impresiones de alrededor de 30.000 europeos en un total de 15 países: Austria, Bélgica, República Checa, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rusia, Serbia, España, Suiza, Ucrania y Reino Unido. Los responsables encargados de presentar el informe fueron Peter Goldschmidt, CEO de STADA, Frank Staud, executive vicepresident global communications, branding & sponsonring de STADA, Magali Geens, managing partner de InSites Consulting.

En líneas generales, lo que se ha apreciado en Europa durante 2022 es una disminución en cuanto a la satisfacción respecto a los servicios prestados por los sistemas nacionales de salud.

En líneas generales, lo que se ha apreciado en Europa durante 2022 es una disminución en cuanto a la satisfacción respecto a los servicios prestados por los sistemas nacionales de salud, que han aumentado los niveles de estrés así como la sensación de agotamiento o burnout y que ha decaído la calidad del sueño, entre otros.

Visitas a farmacias en España

Uno de los datos que ha revelado este estudio es que en nuestro país los adultos se encuentran entre los visitantes más frecuentes a las farmacias en Europa: más de siete de cada diez (72 %) adultos españoles visitan una farmacia al menos una vez al mes. Esta cifra está muy por encima del 56 % de la media europea, lo que sitúa a España en segundo lugar en este aspecto entre los 15 países participantes en el estudio STADA Health Report 2022, solo por detrás de los serbios (76 %).

Según añade el informe, en el conjunto de Europa los servicios más demandados en la farmacia comunitaria son los relacionados con los test COVID (38%), el consejo individual (35%), compras online (33%), entregas a domicilio (26%), chequeos de salud (25%), pedidos a través de aplicaciones (24%), vacunas (20%).

En este punto, los ponentes mencionaron que el camino hacia la digitalización de la farmacia es cada vez más evidente debido a las demandas de los pacientes, tal y como se ha apreciado en el análisis.

Confianza en la medicina convencional

De forma paralela, cabe destacar que los españoles son los europeos que más confían en la medicina convencional. En total, el 93 % de los adultos de nuestro país expresaron una confianza general en la medicina convencional, lo que sitúa a España en el puesto más alto junto a Portugal. Un 44 % de españoles señalaron que confiaba absolutamente en la medicina convencional, cifra muy superior a la siguiente proporción nacional más alta en Bélgica (39 %). El promedio europeo de confianza absoluta fue del 25%.

El 93 % de los adultos de nuestro país expresaron una confianza general en la medicina convencional, lo que sitúa a España en el puesto más alto junto a Portugal.

Un 14 % de los adultos en España dice que, aunque generalmente confía en la medicina convencional, le gusta estar al día sobre tratamientos alternativos, muy por debajo del 21 % de la media de la encuesta. Solo el 3 % dijo desconfiar de la medicina convencional porque cree que el sistema está condicionado por aspectos económicos en lugar de priorizar la salud, la puntuación más baja conjuntamente con Portugal.

Solo el 3 % dijo desconfiar de la medicina convencional porque cree que el sistema está condicionado por aspectos económico.

Entre las conclusiones del estudio destacan a su vez aquellas relacionadas con cómo los españoles acceden a la información de salud. En esta materia arroja datos significativos: un tercio de los españoles (37 %) señala confiar en la información procedente de influencers en temas de salud, un índice tres veces superior que la media europea del 12 %, siendo en España la puntuación nacional más alta.

Un tercio de los españoles (37 %) señala confiar en la información procedente de influencers en temas de salud.

Frank Staud, que mantuvo un encuentro con los medios de comunicación españoles tras la rueda de prensa, explicó que esta tendencia es normal porque refleja una realidad de la sociedad actual y es que la gente cada vez busca más información a través de las redes sociales.

Frank Staud, executive vicepresident global communications, branding & sponsonring de STADA. F
oto: Johannes Jost for Hubert Burda Media.

Salud mental

Solo un 48 % de los españoles evalúan su propia salud mental como buena. Cifra muy por debajo del promedio de la encuesta del 57 %, y solo por encima de los kazajos (39 %). De hecho, el 16 % de los adultos españoles califica su salud mental como mala, la segunda peor cifra junto con la República Checa y solo por detrás del Reino Unido (17%).

El 16 % de los adultos españoles califica su salud mental como mala, la segunda peor cifra junto con la República Checa y solo por detrás del Reino Unido (17%).

Otro 35% en España evalúa su salud mental como “regular”. Cuando se trata de hablar sobre su salud mental, los españoles están especialmente interesados en buscar el consejo de expertos: un 62 % consultaría a un psicólogo o psiquiatra, muy por encima del 40 % de la media europea y la cifra más alta a nivel nacional. Solo el 6 % de los españoles no hablaría sobre su salud mental con nadie.

Un 62 % consultaría a un psicólogo o psiquiatra, muy por encima del 40 % de la media europea.

Un 48 % de los españoles afirma que realiza ejercicio físico cardiovascular, como correr, para mejorar su salud mental, la proporción nacional más alta de Europa y muy por encima del 32 % de media de la encuesta. Por contra, menos de uno de cada cuatro (23 %) usan o usarían suplementos para mejorar su salud mental. En este sentido, los españoles están solo por detrás de los franceses como los menos propensos a recurrir a suplementos para apoyar su bienestar mental.

Sueño

Un poco más de la mitad de los españoles (58 %) describen su calidad de sueño como buena, muy por debajo del 65 % de la media europea. Además, el 42% de los españoles dicen tener una calidad de sueño “mala”, proporción muy por encima del 35 % de la media de la encuesta, que incluye al 4 % en España que afirma dormir muy mal.

Un poco más de la mitad de los españoles (58 %) describen su calidad de sueño como buena, muy por debajo del 65 % de la media europea.

En opinión de Frank Staud, esta situación es “alarmante”. Considera además que en España se dan varias circunstancias para que esto sea así: “Influyen los hábitos de vida que se tienen, pero también la presión ejercida por la situación económica está influyendo en la calidad de sueño de los españoles, y esto es algo que se ha incrementado a raíz de la pandemia”.