Domingo, 01 de octubre de 2023

I+D11 de marzo, 2023

Novedades sobre el Covid Persistente: el dolor torácico puede ser uno de sus síntomas y es menos probable que aparezca con la primera variante

Novedades sobre Covid persistente Los dolores en el pecho pueden ser una manifestación habitual en algunas personas con Covid largo.

Diversas investigaciones aportan datos nuevos sobre el ‘Long Covid’ en pacientes que han padecido la infección.

Pharma Market

El Covid Persistente, Covid Largo o Long Covid es una realidad a la que se pueden enfrentar los pacientes que han sufrido infecciones leves por la COVID-19. Así lo ha constado un estudio realizado por investigadores de Intermountain Health en Estados Unidos. Según los resultados de la investigación casi el 19% de los adultos de este país que anteriormente habían dado positivo en las pruebas de COVID-19 afirman tener Long Covid. Este se manifiesta a través de signos y síntomas durante cuatro semanas o más después de la fase inicial de la infección.

Síntomas cardiovasculares

Con la idea de cuantificar el Covid Persistente y sus posibles repercusiones se ha estudiado a casi 150.000 pacientes de Estados Unidos en busca de síntomas cardiovasculares. Así, lo que se descubrió es que los pacientes que dieron positivo presentaban tasas más elevadas de dolor torácico durante el periodo de seis meses a un año posteriores a la infección.

"Un número importante de pacientes con COVID-19 experimentan síntomas mucho más allá de la fase aguda de la infección”.

"Un número importante de pacientes con COVID-19 experimentan síntomas mucho más allá de la fase aguda de la infección”, afirma Heidi T. May, doctora en epidemiología cardiovascular de Intermountain Health e investigadora principal del estudio.

“Aunque no observamos tasas significativas de acontecimientos importantes como infarto de miocardio o ictus en pacientes que presentaban una infección inicial leve, sí apreciamos que los dolores torácicos eran un problema persistente, lo que podría ser un signo de futuras complicaciones cardiovasculares".

“Aunque no observamos tasas significativas de acontecimientos importantes como infarto de miocardio o ictus en pacientes que presentaban una infección inicial leve, sí apreciamos que los dolores torácicos eran un problema persistente".

En el estudio retrospectivo, presentado en la Conferencia Científica 2023 del Colegio Americano de Cardiología, los investigadores compararon tres grupos de pacientes de Intermountain Health. Por un lado, 148.158 personas de 18 años en adelante, que dieron positivo en la prueba de COVID y que se trataron en régimen ambulatorio entre marzo de 2020 y el 31 de diciembre de 2021.

Por otro lado, 148.158 pacientes Intermountain COVID negativos de aproximadamente la misma edad y sexo, atendidos en los mismos meses, que los que dieron positivo en COVID-19 y en tercer lugar 148.158 pacientes atendidos entre el 1 de enero de 2018 y el 31 de agosto de 2019, como control histórico, para dar cuenta de cómo los pacientes accedieron a la atención sanitaria de forma diferente durante lo peor de la pandemia.

El equipo de investigación descubrió que en intervalos de entre seis meses y un año, "los pacientes que dieron positivo en COVID-19 tuvieron tasas significativamente más altas de dolor en el pecho, pero no apreciaron otros aumentos en los eventos cardiovasculares”.

"Es posible que los efectos duraderos de la infección en el sistema cardiovascular sean difíciles de cuantificar en términos de diagnósticos u otros acontecimientos a corto plazo y no se aprecien hasta que se efectúe un seguimiento más prolongado".

"En este momento, los síntomas no se traducen necesariamente en resultados concretos, pero esto es algo que habrá que volver a evaluar con el tiempo. Es posible que los efectos duraderos de la infección en el sistema cardiovascular sean difíciles de cuantificar en términos de diagnósticos u otros acontecimientos a corto plazo y no se aprecien hasta que se efectúe un seguimiento más prolongado", comenta la doctora May.

Primera variante

Por otro lado, una nueva investigación suiza, que se presentará en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (Eccmid, por sus siglas en inglés) el próximo mes de abril, ha demostrado que el Covid persistente es mucho menos probable después de tener la infección por ómicron que tras la primera variante de la pandemia.

El estudio suizo desveló que los trabajadores sanitarios infectados con el virus original tenían hasta un 67 por ciento más de probabilidades de notificar síntomas de Long Covid que los que no habían padecido esta variante del virus. Por el contrario, los trabajadores sanitarios cuya primera infección fue por esta variante tenían menos probabilidades de presentar síntomas del mismo.

La investigación también descubrió que tener ómicron después de una infección de la primera variante no conllevaba un mayor riesgo de Covid largo o fatiga que tener una infección del virus original solamente.

La investigación también descubrió que tener ómicron después de una infección de la primera variante no conllevaba un mayor riesgo de Covid largo o fatiga que padecer una infección del virus original solamente.

El doctor Carol Strahm, de la División de Enfermedades Infecciosas y Epidemiología Hospitalaria del Hospital Cantonal de St. Gallen (Suiza), evaluó las tasas de síntomas de Covid largo en trabajadores sanitarios infectados por el virus SARS-CoV-2 de tipo salvaje, la variante omicrónica (BA.1) o ambos, y los comparó con controles no infectados.

En el estudio prospectivo participaron 1.201 trabajadores sanitarios, el 81 por ciento fueron mujeres, con una mediana de edad de 43 años de nueve redes sanitarias suizas.

Los participantes, que fueron reclutados entre junio y septiembre de 2020, se sometieron a pruebas regulares de COVID-19 y proporcionaron información sobre su estado de vacunación.

Síntomas prolongados 

En marzo de 2021 (Q1), septiembre de 2021 (Q2) y junio de 2022 (Q3) rellenaron cuestionarios en línea en los que se les preguntaba cuál de los 18 síntomas prolongados de la COVID-19 experimentaban, si es que los presentaban.

Los síntomas más frecuentes eran la pérdida del sentido del olfato y el gusto, el cansancio y la debilidad, el agotamiento y la caída del cabello.

Los síntomas más frecuentes eran la pérdida del sentido del olfato y el gusto, el cansancio y la debilidad, el agotamiento y la caída del cabello. El cuestionario también cubría los niveles de fatiga. La mediana del tiempo de seguimiento de las infecciones por el virus original fue de 18 meses.

En el primer trimestre, el riesgo de síntomas prolongados fue un 67 por ciento mayor en los 157 trabajadores sanitarios que habían tenido la infección original que en los controles no infectados con esta variante. En el tercer trimestre, este riesgo fue un 37 por ciento mayor en los que habían tenido la infección de tipo salvaje que en los controles.

En el primer trimestre, el riesgo de síntomas prolongados fue un 67 por ciento mayor en los 157 trabajadores sanitarios que habían tenido la infección original.

En el caso de la fatiga se observó un patrón similar. En el primer trimestre, el riesgo de fatiga era un 45 por ciento mayor en los que habían tenido el virus original, pero en el tercer trimestre la diferencia entre los dos grupos ya no era significativa.

Sin embargo, los 429 trabajadores sanitarios cuya primera prueba positiva de COVID-19 fue para la variante omicrónica no tenían más probabilidades de manifestar síntomas prolongados de Covid-19 que los controles no infectados. Las tasas de fatiga también fueron similares entre los grupos.

El análisis reveló además que la reinfección tampoco conlleva un mayor riesgo de COVID-19 persistente o fatiga que padecer solamente la infección por la primera variante. Del mismo modo, se probó que la vacunación no afecta al riesgo de padecer Covid prolongado.




Puedes seguirnos

POSTS DESTACADOS

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market