Miércoles, 29 de septiembre de 2021

Farmacia25 de agosto, 2021

¿Cuáles son los principales cuidados básicos de la piel para protegerla y mantenerla sana?

Cuidado de la piel. Cuidar la piel.

En el Día Mundial del Cuidado de la Piel repasamos qué dicen los expertos para prevenir patologías dermatológicas.

Pharma Market

El cuidado de la piel es más importante de lo que a priori puede parecer entre la población, pero ¿hasta qué punto esta es consciente de ello? Además de prevenir enfermedades graves como el cáncer de piel a través de la fotoprotección, también hay otros aspectos a tener en cuenta como una hidratación correcta o la implantación de una serie de hábitos para protegerla frente a agentes externos adversos como por ejemplo la contaminación. En el Día Mundial del Cuidado de la Piel (25 de agosto), recordamos qué nos cuentan los expertos en este sentido.

Recomendaciones para cuidar la piel

Desde la Academia Española de Dermatología y Venerealogía (AEDV), nos recuerdan una serie recomendaciones básicas:

Fotoprotección: esta debe efectuarse durante todo el año aunque con más intensidad durante los meses de verano y en especial si nos vamos a exponer al sol. “Evitar la quemadura solar es fundamental para prevenir el cáncer de piel, ya que el riesgo de melanoma en la edad adulta se duplica si en la infancia o adolescencia se sufrieron quemaduras”.

Cuidados generales: la hidratación diaria de la piel se torna fundamental especialmente en las personas con alguna patología dermatológica. A su vez, desde la AEDV insisten que es necesario evitar los lavarse con mucha frecuencia, sobre todo, con agua tibia y no utilizar productos agresivos. “No hay que olvidar que la piel pierde 25% de su hidratación natural durante la ducha.”

Los dermatólogos aseguran que es importante realizar revisiones periódicas de manchas y lunares.

Por su parte, Andrea Combalia, doctora especializada en dermatología y que acaba de publicar recientemente el libro, Piel sana in corpore sano (Ed.Grijalbo) asegura que la piel nos comunica también cómo se encuentra nuestro cuerpo y nuestra mente, por lo que no solo hay que cuidarla por cuestiones estéticas sino porque su bienestar es esencial. "La piel nos fascina y, hablar de ella, está de moda. Con solo encender el ordenador podemos tener información dermatológica de todo tipo, que puede venir de fuentes fiables o no tanto, de estudios actuales u obsoletos, con la que corremos el riesgo de encontrar datos erróneos. Como médicos no podemos controlar aquello que se comparte en internet, pero sí podemos contribuir a divulgar conocimiento científico", añade la autora.

Revisiones periódicas: los dermatólogos aseguran que es importante realizar revisiones periódicas de manchas y lunares.  Y, a su vez, nos indican que es conveniente evitar el consumo de alcohol y tabaco ya que generan productos oxidativos que dañan las células cutáneas.

Trastornos de la piel frecuentes en verano: onicomicosis

Entre los trastornos más comunes de la piel durante los meses de verano sobresale la onicomicosis, una infección crónica de la uña que afecta a la lámina o lecho ungueal producida por distintos tipos de hongos, en su mayoría dermatofitos, como el Tricophyton rubrum. Muchas veces la población desconoce cómo abordar este trastorno y es por ello que desde el laboratorio dermatológico Olyan farma, nos indican qué hacer si se padece. Es cierto que su prevalencia no es muy grande, pues oscila entre el 2 y el 14% de la población y su incidencia aumenta en los meses de verano, aunque es una afección que no tiene estacionalidad fija.

Se produce por un exceso de sudoración (hiperhidrosis) o un mal secado de pies, especialmente en los espacios interdigitales. También puede contraerse tras frecuentar zonas deportivas como piscinas, vestuarios, o duchas públicas.

Entre los trastornos más comunes de la piel durante los meses de verano sobresale la onicomicosis, una infección crónica de la uña que afecta a la lámina o lecho ungueal producida por distintos tipos de hongos, en su mayoría dermatofitos, como el Tricophyton rubrum. 

Suele ser más común en personas de edad avanzada, siendo más frecuente en hombres, o en aquellas que sufren la alteración estructural de las uñas, preexistente en patologías como la psoriasis. También aumenta el riesgo cuando se padecen infecciones en la piel causadas por hongos (tiñas) o estar en contacto con alguien que las padezcas, y condiciones como la diabetes, la enfermedad vascular periférica o la inmunodepresión.

Lo más común es que aparezca en uno de los dedos gordos del pie y, si no se trata a tiempo, puede extenderse al resto de uñas del pie. Asimismo, la onicomicosis puede no solo alterar estéticamente la uña, sino que, en algunas ocasiones, puede incluso producir dolor crónico.

Estefanía Arredondo, directora médica de Olyan farma, explica que al igual que “ocurre con muchas patologías, una de las cosas más importantes es prevenir que aparezca la infección. Para ello, es recomendable mantener una buena higiene de manos y pies, secado adecuado tras el lavado, mantener las uñas cortas, evitar andar descalzo, usar calcetines de algodón y utilizar un calzado ancho y cómodo. Si además estamos atentos a la aparición de lesiones sospechosas en las uñas, podremos acudir a un especialista de forma temprana y tratarla precozmente”.

 




Puedes seguirnos

Publicidad
patrocinador seccion actualidad

POSTS DESTACADOS

de ,

Aviso de Cookies

El sitio web www.phmk.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Saber más

Suscríbete GRATIS a las newsletters de Pharma Market